Las declaraciones de Francisco Correa sobre el ‘caso Gürtel’ no han sido una sorpresa para los miembros del PSOE. El portavoz económico del partido, Pedro Saura, cree que «el señor Correa ha puesto al PP ante su espejo: que había una trama corrupta para financiarse ilegalmente», algo por lo que Rajoy y su partido tendrán que asumir responsabilidades políticas «y cuanto antes mejor», ha urgido, pero otra cosa «distinta» es la decisión que tiene que adoptar la gestora y plantear al Comité Federal.

Saura ha desvinculado los hechos que se están conociendo en el juicio, «denunciados por el PSOE desde hace años», con la decisión que tiene que adoptar la gestora del partido sobre la investidura de Mariano Rajoy, algo que también ha respaldado su compañero de partido y portavoz de la Comisión Gestora Mario Jiménez, quien ha señalado que para tomar una decisión «tendrán en cuenta todos los elementos».

Mario Jiménez también ha rehusado considerar cómo esta circunstancia podría afectar a la postura del PSOE

Éste también ha opinado sobre las declaraciones de Correa, las cuales «vienen a confirmar lo que se sospechaba, que había una estructura planteada en el seno del PP para delinquir». Jiménez ha señalado que la posición del PSOE sobre este asunto siempre ha sido «muy clara», y ha recordado que pidieron desde el principio «que se esclarezca, que se produzca rendición de cuentas por parte del PP y de Mariano Rajoy en las Cortes, y que se asuman responsabilidades».

No obstante, también ha rehusado considerar cómo esta circunstancia podría afectar a la postura que adopte el PSOE ante una posible investidura de Rajoy: «No me corresponde a mí determinar la posición que debe determinar el partido, me pronunciaré en el Comité Federal, que tomará esa decisión teniendo en cuenta todos los elementos».

Así las cosas, el portavoz de la gestora ha recalcado que ahora mismo en el seno del PSOE hay dos planteamientos, quienes piensan que hay que mantener el ‘no’ a Rajoy, «lo que se traduciría en términos prácticos en la repetición de las elecciones, con los efectos que puede tener para la Nación y para el PSOE»; y otros miembros que abogan por desbloquear la situación de cara a la investidura, para que la legislatura se ponga en marcha «y se aproveche el juego de mayorías que hay en las Cortes para poner en marcha una agenda política que reconcilie los intereses de la Nación con los de la ciudadanía» y para «sanar todo lo ocurrido en estos años de Gobierno del PP».