El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, aseguró este miércoles que ETA está «absolutamente derrotada» y que, tras el hallazgo del zulo con un centenar de armas en el noreste de Francia, sólo puede ya disolverse. «Si se disolviera es evidente que, con carácter general, la política de dispersión penitenciaria se reconsideraría», sostuvo en una entrevista con Antena 3.

Fernández Díaz ha recordado que los GRAPO no se disolvieron y que ETA puede optar por imitar a este otro grupo terrorista o entregar el arsenal que aún mantenga de forma clandestina. «Todavía tienen explosivos y material para atentar como temporizadores, detonadores, armas cortas y largas, de las que habría que descontar las intervenidas hoy», ha explicado el ministro.

ETA ocultaba en un zulo en Carlepont, a unos cien kilómetros al noreste de París, un importante arsenal con decenas de armas cortas enterradas en bidones y que han sido intervenidas en una operación conjunta entre las fuerzas de seguridad galas y las españolas. En un comunicado, el Ministerio del Interior se ha felicitado por el hallazgo de «uno de los zulos estratégicos» de la banda terrorista.

Colaboración con Francia y Marruecos

Fernández Díaz ha calificado de «inmejorable» la colaboración de España tanto con Francia como con Marruecos, en este caso para desarrollar operaciones policiales como la que, también este miércoles, ha permitido detener a cuatro marroquíes que formaban parte de dos células que seguían instrucciones desde una katiba de Daesh en la zona de la frontera entre Siria e Irak.

El titular de Interior ha explicado que los detenidos por la Policía -con la colaboración del CNI- estaban «muy radicalizados» y que, con la desarticulación de las células, se ha evitado «sin ninguna duda» que se pudiera atentar en Marruecos o en España. «Antes o después hubieran intentado perpetrar atentados», ha insistido Fernández Díaz, que ha destacado que desde que se activó el nivel 4 de alerta antiterrorista ya se han detenido a 154 yihadistas.