El abogado de Francisco Correa, Juan Carlos Navarro, ha afirmado que «sería justo» que aplicaran al cabecilla de la trama Gürtel las atenuantes de reparación del daño y confesión, ya que ha pagado la fianza civil que le pedía la Fiscalía y ha ayudado a esclarecer los hechos con su declaración ante el tribunal.

Navarro ha confirmado que ha intentado, sin éxito, pactar con la Fiscalía un acuerdo para rebajar la pena que le piden, un total de 125 años de prisión, pero de los que, según la ley, tendría que cumplir en la cárcel el triple de la pena mayor que le piden, es decir, 18 años (la pena máxima son 6 años por un delito de prevaricación en concurso con falsedad).

Francisco Correa se siente «satisfecho» con su actuación ante el tribunal, según su abogado

«Hablé con la Fiscalía hace tiempo pero no hubo acuerdo y ahora voy por mi camino de buscar atenuantes», ha explicado Navarro sobre su estrategia de defensa. Navarro ha indicado que lo que le gustaría es «zanjar todos los juicios» con la Fiscalía, es decir, llegar a un pacto tanto en este como en los futuros juicios de Gürtel, ya que hay varias piezas que aún se tienen que enjuiciar. «Ojalá pudiera negociar con la Fiscalía».

Según el abogado, Correa, que se siente «satisfecho» de su actuación ante el tribunal, ha «solucionado muchas cosas que la Fiscalía tenía en el aire» con su declaración esta semana y ha apuntalado algunas acusaciones, por lo que el ministerio público debería apreciar esas rebajas de pena.

El cabecilla de Gürtel ha reconocido ante el tribunal haber dado dádivas a los políticos del PP acusados, entre ellos el extesorero Luis Bárcenas, el exdiputado Jesús Merino, el exconsejero madrileño Alberto López Viejo y los exalcaldes de Pozuelo y Majadahonda, Jesús Sepúlveda y Guillermo Ortega, aunque ha exculpado a uno de los encausados, el exconcejal Ricardo Galeote, y a los acusados de su grupo de empresas.

En caso de que la Fiscalía, o el tribunal, aprecien las atenuantes que el abogado pedirá en su informe de defensa definitivo, el tiempo del cabecilla de Gürtel en prisión quedaría muy reducido.

Penas

El principal acusado en el juicio ya ha cumplido 3 años y 10 meses de cárcel entre el tiempo que estuvo en prisión preventiva y los días que se le suman por retirada de pasaporte y por acudir a firmar, por lo que de condenarle el tribunal a lo que pide la Fiscalía tendría que pasar otros 14 años y 2 meses en la cárcel.

Navarro no ha sabido decir en cuánto quedaría la pena rebajada de aplicarle las atenuantes, pero otros abogados consultados por Efe han calculado que la pena máxima podría ser de unos 3 años, con lo que tendría que ir a la cárcel casi 9 años, que se quedarían en 5 años descontando el tiempo que ya estuvo preso.

De aplicarle las atenuantes, Correa podría pasar 5 años en la cárcel

Según el abogado de Correa, «sería justo» que se le aplicaran estas atenuantes, ya que se han apreciado en acusados que han confesado menos hechos. «En las negociaciones ambas partes ganan y pierden, pero lo que no puede ser son condenas de 6 años por malversación con falsedad, cuando este es un delito menor», ha dicho Navarro.

Ayer, antes de concluir de contestar a la fiscal y después de más de diez horas de declaración entre el jueves y el viernes, Correa anunció que el próximo lunes, cuando se retome el juicio, solo contestará a la acusación popular del PSOE de Valencia.

Según su abogado, esto es porque otras acusaciones como Adade no tienen, a su juicio, legitimidad para serlo y porque el PSPV es la única acusación (también están los socialistas de Madrid) que comprende todos los distintos apartados de los que se acusa a Correa. Cabe la posibilidad, ha añadido, de que también responda a algún otro abogado defensor aparte del suyo.