Minutos después de las 9 de la mañana el motín protagonizado por decenas de inmigrantes en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche, en Madrid, ha dado por concluido. Según ha informado a Efe un portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, las negociaciones que los agentes han mantenido con los internos durante toda la noche han dado finalmente sus frutos y «de forma voluntaria» los amotinados han regresado al interior del centro.

Un total de 39 de inmigrantes permanecían a las 8.30 horas de la mañana en la azotea del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE), donde han pasado toda la noche. A esa han comenzado los «canales de comunicación», según ha indicado el portavoz policial Antonio Nevado en declaraciones a TVE. El portavoz ha precisado que 38 de los 39 son de nacionalidad argelina y ha asegurado que, al margen de la situación producida en la azotea, el CIE ha funcionado con total normalidad.

Según ha señalado, los inmigrantes no disponían de armas, más allá de los materiales que puedan haber encontrado en la azotea, y no se han registrado heridos ni altercados. Por eso, ha señalado que no se puede calificar la situación de motín. En declaraciones a Europa Press, un portavoz policial ha negado la hipótesis de que la revuelta comenzase aprovechando una menor presencia policial en el CIE debido a los disturbios en el entorno del estadio Santiago Bernabéu.

Medio centenar de inmigrantes del CIE se amotinaron en la noche del martes en las instalaciones mientras la Policía Nacional acordonó la zona. Según ha relatado el portavoz, los internos rompieron una puerta de seguridad y subieron por una escalera a la azotea. La seguridad del CIE avisó a la Policía y los dos primeros equipos de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) llegaron «en 10 minutos».

Durante el incidente se solicitó la incorporación al dispositivo desplegado de un helicóptero de la Policía Nacional para controlar los movimientos de los internos que permanecían encaramados en la azotea. Según informa Antena 3, se han producido destrozos en el comedor del centro y algunos de los internos se han fugado.

La Confederación Española de Policía (CEP) ha recordado este martes que ya pidió al Consejo de la Policía más efectivos en el CIE de Madrid para la prestación correcta de las labores de vigilancia, convocando si fuera preciso plazas en adscripción temporal de funciones como ha llevado a cabo la dirección de la Policía Nacional en otros centros de internamiento de extranjeros.

Fuga en agosto

No es el primer incidente que tiene lugar en el CIE de Aluche. El pasado mes de agosto, casi una veintena de internos logró escaparase de las instalaciones serrando los barrotes de la ventana de un baño pese a la vigilancia policial con que cuentan las instalaciones. Nueve fueron capturados poco después.

Dependiente del Ministerio del Interior, los CIE son recintos en los que son internados cautelarmente los extranjeros mientras se ejecuta la orden de expulsión. El de Aluche es uno de los ocho repartidos por todo el país.