Ya se ha dado el primer paso para que las terceras elecciones, de producirse, no sean el 25 de diciembre, sino el 18 del mismo mes. El Congreso ha aprobado este martes en sesión plenaria la tramitación directa de la reforma de la Ley Electoral impulsada por el PP y apoyada por el resto de los partidos, que reduce la campaña de 15 a 8 días en el caso de repetición de elecciones; una posibilidad que en las últimas semanas ha perdido peso ante la posibilidad de que el PSOE favorezca con su abstención un gobierno del PP, pero que depende en último extremo de la decisión que tome el PSOE el Comité Federal del próximo domingo.

La reforma aprobada comprime los plazos en el supuesto de repetición de elecciones, aunque de momento no contempla la reducción del gasto electoral y de las subvenciones a partidos. Tras las críticas del resto de grupos parlamentarios, el diputado popular Juan Carlos Vera se ha comprometido a presentar una enmienda con esta propuesta y llegar así a «acuerdos» con el resto de partidos. Esta enmienda se dicutirá el jueves en pleno junto a las presentadas por los demás partidos.

Los residentes en el extranjero que pidieron el voto en las anteriores elecciones, no tendrían que volver a hacerlo

Según la modificación aprobada, se convocarán las elecciones al día siguiente de la disolución de las Cortes por la falta de formación de Gobierno, y el tiempo transcurrido entre su convocatoria y los comicios será de 47 días, en lugar de los 54 actuales. El cambio más visible será la reducción de la campaña electoral, que tendrá una semana menos de duración y durará 8 días frente a los 15 de unos comicios ordinarios -celebrados por primera vez-. Al reducirse la campaña electoral a la mitad, también se reduce en la misma proporción el tiempo gratuito de publicidad electoral en los medios públicos del que disfrutan las diferentes candidaturas.

Entre las medidas encaminadas a agilizar los trámites, la modificación de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General [aquí en PDF] prevé que los residentes en el extranjero que pidieran el voto correo en elecciones anteriores no tengan que volver a hacerlo y podrán pedir la papeleta hasta 25 días después de que se convoquen la nuevas elecciones.

Un ‘parche’ insuficiente para C’s

Si bien todos los partidos han votado a favor de la proposición de ley, lo han hecho con reservas y, en el caso de Ciudadanos, con la esperanza de que sea sólo el adelanto de una reforma completa de le Ley Electoral; una reforma que figura entre las medidas pactadas entre el PP y la formación naranja. «La reforma de hoy es un parche necesario, pero no lo podemos confundir con la reforma electoral en el sentido amplio», ha destacado en rueda de prensa Juan Carlos Girauta, portavoz de Ciudadanos en el Congreso, que ha reconocido que serían «partidarios también de que se reduzcan los gastos inherentes -de campaña- y las subvenciones a los partidos».

El eurodiputado ha anunciado también la petición que han registrado para crear una subcomisión que estudie esta reforma completa y «ambiciosa», que iría encaminada al «aumento de proporcionalidad y el desbloqueo de las listas para aumentar los criterios de representatividad», ha señalado.

En el caso del grupo Unidos Podemos, Carolina Bescansa ha criticado que el PP «fijó una fecha de investidura a sabiendas» de que una tercera cita con las urnas coincidiría en el día de Navidad; algo que ha considerado «una chulería» y «un planteamiento vergonzoso». «Nos traen aquí para arreglar sus desaguisados», señalaba la número tres de la formación morada, desde la tribuna del Hemiciclo: «Estamos aquí rectificando lo que promovieron entonces».