Los 1.000 ultras del Legia de Varsovia desplazados a Madrid para el partido de Champions League que se disputa este martes en el Santiago Bernábeu han protagonizado altercados durante todo el día en la capital. Desde primera hora de la mañana han estado vigilados por casi 2.000 agentes de Policía, dos por ultra, aunque la presencia de las fuerzas de seguridad no ha evitado situaciones delicadas, especialmente en establecimientos comerciales y bares.

La tensión, sin embargo, se ha disparado una hora antes del partido, cuando los radicales polacos han llegado al estadio organizados en un ‘corteo’ tras el que han protagonizado duros enfrentamientos con la Policía, registrados por los aficionados que se encontraban ya dentro del Santiago Bernabéu.

En uno de los vídeos, se aprecia como los radicales se enfrentan a pedradas con las fuerzas del orden, llegando a intentar tirar del caballo a un efectivo de la Policía Nacional. En otro, los ultras aparecen rodeando a cuatro agentes antidisturbios que en el suelo reciben puñetazos, empujones e incluso patadas en la cabeza.

Los ultras del Legia, organizados bajo el nombre ‘Teddy Boys 95’, son uno de los grupos más violentos y conflictivos del continente. Este mismo año, frente al Borussia Dortmund, ya protagonizaron incidentes que desembocaron en el cierre de su estadio, por lo que el Real Madrid deberá jugar a puerta cerrada en su visita a Polonia en la próxima jornada.