La Junta de Andalucía incrementará su aportación el próximo año a Canal Sur hasta los 139,5 millones de euros para cumplir el compromiso de devolución de otro 25% de la paga extra de 2012, congelada por el Gobierno central por el pacto de estabilidad. La cadena autonómica destinará más de la mitad de sus ingresos -concretamente el 52,58%- a pagar las nóminas y los seguros sociales de sus cerca de 1.500 empleados.

Según se detalla en el proyecto de ley de presupuestos de la Junta de Andalucía, entregado este lunes al Parlamento autonómico para su debate y posterior aprobación, los gastos previstos por la Radio y Televisión de Andalucía (RTVA) para 2017 ascienden a 164.005.621 euros. Esta cifra es ligeramente inferior a la del ejercicio en curso, cuando alcanzó 164.394.383 euros.

A diferencia de este año, cuando calculó un déficit de explotación de 27,85 millones, la dirección de la cadena autonómica presenta un presupuesto equilibrado. El tiempo dirá si se han inflado algunas partidas de ingresos, principalmente la referida a ventas de espacios publicitarios, para camuflar las pérdidas sobre el papel.

El gasto en personal sube en un millón en 2017 y representa más de la mitad del presupuesto

La principal novedad para 2017 es el incremento que experimentan los gastos de personal. Mientras el presupuesto en su conjunto se reduce en un 0,3%, el pago de sueldos y seguros sociales aumenta en más de un millón de euros: de 85.219.476 a 86.242.110 euros. Ello se explica por el compromiso asumido el pasado 2 de junio por el Gobierno de Susana Díaz con los sindicatos con representación en la Mesa General de Empleados Públicos por el que se pactó un calendario de devolución en tres plazos del 75% de la paga pendiente de abono: septiembre de 2016, febrero de 2017 y 2018.

Ello ha obligado al Ejecutivo andaluz a elevar hasta los 139,5 millones de euros las transferencias para que la RTVA financie el próximo año sus gastos de explotación, con lo que cubre el 85% del presupuesto del canal autonómico. El contrato-programa firmado entre la Junta y la dirección de la cadena para 2016, prorrogado a la espera de la firma de otro para el trienio 2017-2019, garantizaba a Canal Sur una asignación de 138 millones de euros.

El PP ve improbable que se facture 22,8 millones en publicidad, como ha calculado la dirección

El 15% de los ingresos restantes procede fundamentalmente de la comercialización de espacios publicitarios, que se ha presupuestado en 22.809.980 euros. El PP recela de esa previsión y ve inviable que Canal Sur obtenga ingresos por la emisión de anuncios en sus programas por ese montante. “Si será muy complicado que este año se llegue a los 20 millones, lo normal es que en 2017 se reduzca más por la tendencia que los ingresos publicitarios está mostrando en las cadenas autonómicas debido a la caída de las audiencias”, advierten desde el partido que lidera Juan Manuel Moreno Bonilla en Andalucía.

El de 2017 será el cuarto presupuesto completo que elabora el equipo que dirige Joaquín Durán, nombrado subdirector general en marzo de 2013 tras la dimisión de Pablo Carrasco -dueño de la productora responsable del programa Mi casa es la tuya (Proamagna), en la parrilla de Telecinco tras arrancar en TVE y presentado por Bertín Osborne- y quien en la práctica ejerce como primer ejecutivo de la cadena. Durán, por tanto, va camino de cumplir cuatro años como director provisional.

La fusión de la radio y la televisión, entre los proyectos más importantes en marcha

El Ejecutivo de Susana Díaz tiene que adoptar varias decisiones de gran calado en torno a la gestión de la RTVA. Además de firmar un nuevo contrato-programa que garantice la financiación a medio plazo del canal autonómico, tiene que aprobar una nueva carta de servicios para los próximos años -la actual expira el próximo 31 de diciembre- y consumar la fusión de Canal Sur Radio y Canal Sur Televisión, aprobada por el Consejo de Gobierno el 3 de noviembre de 2015 y con la que pretende “economizar, racionalizar y optimizar” los recursos.

A todo ello se suma la renovación del consejo de administración, con el mandato vencido desde mayo de 2014  y que sigue reflejando las correlación de fuerzas que salió de las elecciones autonómicas de 2008. De esta forma, Podemos y Ciudadanos siguen sin tener representación pese a ocupar escaños en el Parlamento regional desde 2015.

Un director interino desde 2013

Con Susana Díaz gobernando en minoría y un director interino desde hace tres años y medio, el PSOE (47 diputados de 109) tendrá que pactar con la oposición el nombre del futuro máximo responsable de la cadena, puesto que su nombramiento lo lleva a cabo el Parlamento y se requiere mayoría cualificada: dos tercios en primera votación (72) o tres quintos (65) en segunda. A los socialistas no le salen las cuentas ni en el caso de que alcanzaran un hipotético acuerdo con el grupo con el que logró el acuerdo para la investidura de Díaz -Ciudadanos, con nueve parlamentarios-, por lo que el PP (33) será decisivo.

La gestión de Canal Sur no escapa al rifirrafe político. El PP lleva años denunciando cómo el PSOE impone en los informativos un tono favorable a sus intereses, de lo que responsabiliza a “unos directivos que están más preocupados por ser cómodos al Gobierno de Díaz que por defender la imagen de la televisión pública de Andalucía”. El último episodio denunciado por el PP fue la cobertura de la multitudinaria protesta llevada a cabo a mitad de mes en Granada por miles de profesionales contra la gestión sanitaria de la Junta.