El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha citado a declarar para el próximo 16 de diciembre como investigada a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, que deberá responder por un presunto delito de desobediencia al Tribunal Constitucional. La querella que instruye la magistrada Maria Eugènia Alegret cuestiona que Forcadell permitiera votar las conclusiones de la Comisión de Estudio sobre el Proceso Constituyente catalán, proceso que había sido censurado por el TC al anular la resolución sobre el Proceso Constituyente aprobado por la Cámara autonómica que estaba en el origen de la comisión de estudio.

En su providencia, la magistrada del TSJC  acuerda citar a declarar a Forcadell como investigada y al resto de los miembros de la Mesa del Parlament -Lluís Corominas (PDCat), Anna Simó (ERC), José Maria Saavedra-Espejo (C’s), David Pérez (PSC), Joan Josep Nuet (CSQP) y Ramona Barrufet (PDCat)- como testigos del caso.

La Generalitat denuncia una «persecución sin precedentes»

La portavoz del Gobierno catalán, Neus Munté, ha recibido la noticia como la demostración de que las invitaciones al diálogo del Gobierno no van más allá de una declaración de intenciones. Munté ha incluido la citación a Forcadell dentro de la «persecución judicial sin precedentes contra cargos electos» catalanes y ha señalado que éste es «un caso sin precedentes porque supone la persecución a la presidenta de un parlament escogida democráticamente por promover el debate parlamentario».