«Rita era honesta». En tres palabras, Celia Villalobos definió la que ha sido la línea argumental del Partido Popular tras la muerte de la ex alcaldesa de Valencia esta mañana en Madrid a causa de un infarto de miocardio. Tras la sorpresa de la noticia y la sesión de control en el Congreso de los Diputados, del que se ausentaron los diputados de Podemos, el partido del gobierno ha ofrecido sus condolencias a la familia y se ha mostrado monolítico en la defensa de Barberá.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha lamentado profundamente este miércoles la muerte de la senadora y ex alcaldesa del PP de Valencia, Rita Barberá, y ha querido subrayar que «cada uno tendrá sobre su conciencia lo que ha hecho y ha dicho» de ella, «las barbaridades que se le han atribuido sin ninguna prueba y justificación».

En declaraciones en el patio del Congreso de los Diputados antes de la sesión de control al Gobierno, Catalá ha considerado una «auténtica lástima» el fallecimiento de la senadora, imputada en un supuesto caso de blanqueo de capitales por parte del Grupo Municipal del PP en el Ayuntamiento de Valencia.

El ministro ha destacado de Barberá que fue una persona que trabajó «durante muchísimos años por el interés general y por el servicio público». «Y por tanto yo lo que siento muchísimo es que haya tenido unos meses finales con tanta crítica injustificada en mi opinión. Yo he hablado siempre de la presunción de inocencia», ha zanjado.

Para la ministra de Defensa y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, Barberá era una «magnífica política» y una «mujer honesta», revitalizadora de su ciudad «como no lo hizo nadie». «Siempre fue una mujer honrada intelectual y prácticamente y una mujer honesta y una gran española, y eso es lo que más le hubiera gustado oír de ella misma», ha afirmado.

El presidente del PP en el País Vasco, Alfonso Alonso, se ha mostrado «consternado» por la muerte de una persona con «mucho impulso político» y «una referencia en la historia de nuestro partido»· «Yo era alcalde en Vitoria y la he conocido mucho. Era una persona con una personalidad fuerte y mucho impulso político, que transformó la ciudad de Valencia. Estamos todos muy consternados por el fallecimiento repentino», ha manifestado.

Posada habla de «cacería»

El presidente de la Comisión Constitucional del Congreso, Jesús Posada, ha lamentado la muerte de la ex alcaldesa de Valencia Rita Barberá, a quien conocía desde que ambos eran niños, y se ha quejado de la «cacería injustificada» que ha sufrido en los últimos meses.

En declaraciones en el Congreso, el ex presidente de la Cámara ha reconocido que la muerte de Barberá le supone una «situación tristísima» pues conocía a la política valenciana desde que eran niños. «Una mujer a la que se le ha perseguido y ha sufrido una cacería injustificada -ha señalado-. Lo siento de verdad».

Visiblemente emocionada se ha visto a la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, en los pasillos del Congreso: «Qué desastre -ha dicho-. Un desastre, una pena».

Bonig: «Valencia está de luto»

La presidenta del PP de la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, ha lamentado este miércoles que con la muerte de la senadora Rita Barberá «se va un referente político y la mejor alcaldesa de Valencia». Bonig, en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter, ha señalado que hoy es un día «triste» y ha trasladado su pésame a la familia y amigos de Barberá. «La ciudad está de luto», ha señalado.