El juez ha rechazado hoy enviar a prisión provisional a Francisco Nicolás Gómez Iglesias (el pequeño Nicolás), como le había pedido la acusación popular que ejerce Podemos, pero ha acordado retirarle nuevamente el pasaporte y prohibirle que abandone el país para conjurar el riesgo de que pueda huir antes de que se enjuicien los hechos por los que está siendo investigado.

El titular del Juzgado de Instrucción 2 de Madrid, Arturo Zamarriego, ha celebrado en la tarde de este lunes una audiencia con las partes personadas en la pieza separada en la que se investiga la farsa del viaje a Ribadeo (Lugo) -en la que el magistrado dictará en breve auto de procesamiento- después de que Podemos pidiera el pasado 21 de noviembre prisión preventiva para Gómez Iglesias al apreciar un «altísimo riesgo de fuga» por sus “conexiones internacionales y su abultada cuenta corriente”.

Al día siguiente, la Asociación de Policía Municipal Unificada (APMU) -en la acusación popular con Podemos, aunque esta petición la formalizó de manera desacumulada el partido político al no haber podido localizar a representantes de la APMU- pidió que se le retirara el pasaporte a Gómez Iglesias, que se le prohibiera salir del país y que compareciera semanalmente (todos los martes) en el juzgado, además de comunicar eventuales cambios de domicilio.

Podemos veía un «alto» riesgo de fuga por sus «conexiones» y su «cuenta corriente abultada»

En un escrito presentado en la mañana de este lunes, horas antes de que se celebrara la vistilla, la defensa del pequeño Nicolás defiende que la actuación de Podemos «resulta ser a todas luces irregular y en fraude de ley» y pedía que la petición instada por Podemos fuera rechazada «al no haber respetado los cauces procesales preordenados por resolución judicial firme».

Según ha podido conocer Elindependiente.com en fuentes del caso, ni la Fiscalía, ni la Abogacía del Estado ni ninguna otra parte se ha adherido a la petición de Podemos de ingreso en prisión preventiva, pero sí a la retirada del pasaporte. Y es lo que ha acordado el juez Zamarriego.

La Audiencia de Madrid corrigió al juez y obligó a devolverle el pasaporte en mayo pasado

Es la segunda vez que el instructor le retira el pasaporte a Gómez Iglesias. La primera vez fue el 17 de octubre de 2014, el día de su detención, pero la Sección Primera de la Audiencia de Madrid revocó esta medida cautelar el pasado 12 de mayo y la prohibición de abandonar el territorio nacional. Corrigió así al juez Zamarriego, que en octubre de 2015 había desestimado el recurso presentado por el imputado para que se le entregara el pasaporte.

Podemos formalizó esta petición de medida cautelar de naturaleza personal para el pequeño Nicolás días después de que el fiscal presentara su escrito de conclusiones provisionales en la pieza del viaje a Ribadeo, donde se investiga su reunión con un empresario haciéndose pasar por un emisario de la Vicepresidencia del Gobierno. El representante del Ministerio Público ha solicitado una pena de siete años de prisión para el encausado por la comisión de delitos de usurpación de funciones públicas, falsedad en documento oficial y cohecho activo y cinco años y medio para dos policías municipales de Madrid que colaboraron con él en esta farsa.

«Identidades falsas»

“Además de las causas abiertas, las altas penas que se solicitan, la implicación de agentes de seguridad, la obtención de un DNI con foto no propia -no sabemos si tiene más DNI con identidades falsas-, se debe valorar las grandes cantidades de dinero que en las causas se ha acreditado que maneja el acusado para concretar el altísimo riesgo de fuga que existe para evitar ser juzgado y su más que probable ingreso en prisión para cumplir con una pena alta”, argumentaba la acusación popular en su escrito.

La formación política que lidera Pablo Iglesias considera que el riesgo de una fuga se ha incrementado después de que el Juzgado de lo Penal 25 de Madrid condenara a Gómez Iglesias el pasado 15 de noviembre a una multa de 4.320 euros como autor de un delito de calumnias con publicidad por declarar que el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) le espió de manera ilegal, por lo que, si una instancia superior no revoca el fallo, ya tendría antecedentes penales.

También este lunes se ha celebrado la vistilla para resolver la petición de medidas cautelas que la acusación de Podemos había solicitado para Jorge González Hormigos, imputado en la causa por colaborar con Gómez Iglesias en la farsa de Ribadeo. Podemos también reclamaba su detención inmediata y prisión provisional sin fianza por riesgo de alteración de pruebas, pero finalmente tan sólo se le ha retirado el pasaporte.