El PSOE quiere retomar su papel de oposición, y se marca varias exigencias al PP a cambio de su abstención en los objetivos de estabilidad presupuestaria que tendrán que ser aprobados en el Congreso. Una de ellas es tumbar por completo una de las leyes más polémicas del Gobierno de Rajoy, la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como Ley Mordaza. Su segunda exigencia consiste en subir de forma «inmediata» un 8% el salario mínimo interprofesional, así como la flexibilización del gasto, con un mínimo del 0,6% de déficit para las comunidades autónomas en 2017. El salario mínimo actualmente es de 655,20 euros y una subida del 8 % supondría llegar hasta los 707,6 euros.

El 0,6% de déficit supondrá un aumento de 4.000 para las CCAA

En las conversaciones del PSOE y Gobierno, que se llevan a cabo «desde hace días, desde la responsabilidad y la discreción», el PSOE ha pedido el aumento del déficit de las CCAA: «Lo que queremos y hemos pedido la gobierno es que se revierata el regalo fiscal que se hizo a las grandes fortunas a las rentas más elevadas al final de la legislatura pasada. Hemos pedido que a las CCAA se les conceda un déficit del 0,6-7% «, ha señalado el portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando. En el caso de que el Gobierno acepte el 0,6%, los socialistas se abstendrán en la Cámara, aunque no darán cumplida su exigencia del 0,7%. Este 0,6%, ha señalado Hernando, permitirá a las comunidades y administraciones locales contar un 4.000 millones de euros más servicios públicos.

Los socialistas reclaman que el aumento fiscal recaiga en un 90% en el impuesto de sociedades

Hernando ha explicado que han pedido al Gobierno que «la consolidación fiscal venga por la vía del aumento de los ingresos», enfocada y fundamentalmente  en el aumento del impuesto de sociedades, sobre le que recaería el 90% de la subida fiscal. El 10% de aumento restante recaería al en los impuestos indirectos de alcohol, tabaco y bebidas azucaradas. «Lo que le hemos pedido es que se revierta el regalo fiscal que se hizo a las grandes fortunas, y rentas mas elevadas a final de la legislatura pasada», ha dicho.

En rueda de prensa en el Congreso, Hernando ha señalado que en función de la decisión que adopte hoy el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), el grupo socialista tomará «sus decisiones» respecto a la votación de los objetivos de estabilidad presupuestaria que serán debatidos en el pleno del Congreso la semana del 13 de diciembre.

El PSOE pide volver a la ley anterior de seguridad ciudadana

Otro de los puntos en los que el PSOE quiere incidir es la derogación de la Ley Mordaza: si el martes el pleno del Congreso aprobó una moción para pedir la derogación de la Ley Mordaza, ahora el PSOE ha dado un paso más, registrando una Proposición de Ley al respecto. Para evitar el «vacío legal» de la derogación, Hernando ha señalado que  vía será reponer «temporalmente» la anterior ley 1/1992, de 21 de febrero, sobre Protección de la Seguridad Ciudadana.

Con esta medida, Hernando ha señalado que quieren, entre otras cosas, derogar sanciones a quienes se manifiesten, imposibilitar registros personales en vías públicas o derogar la consideración de infracción grave la falta de respeto a una autoridad publica. Sin embargo, ha remarcado el carácter temporal de esta medida, a la espera de una nueva Ley que tendría que ser pactada con el resto de partidos.