La investigación abierta por la juez Pilar de Lara sobre las actividades del empresario de transporte Raúl López, dueño de Monbús, en el marco de la Operación Cóndor, ha sacado a la luz el envío de regalos por parte de éste a políticos de todos los colores, entre ellos Alberto Núñez Feijóo y el ex ministro socialista José Blanco. El presidente de la Xunta de Galicia habría recibido en su domicilio de Vigo cada Navidad (entre los años 2006 y 2013) cajas con vino Vega Sicilia de alta gama, valoradas en hasta 670 euros cada una, tal y como informa El Confidencial.

Así figura en los informes de la Agencia Tributaria elaborados a instancias de Pilar de Lara. La juez ha trasladado el caso al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia ante la condición de aforado del presidente de la Xunta, para que decida si lo procesa por un presunto delito de cohecho.

Pero los nombres de Feijóo y Blanco, que devolvió el grueso de los paquetes enviados por López, no son los únicos que aparecen en el informe. También destacan miembros del Parlamento de Galicia y ex ediles de corporaciones municipales de Santiago y Lugo, tanto del PP como de la oposición. La investigación abarca un período muy amplio en el que se han producido tres mandatos municipales y otros tantas legislaturas autonómicas, por lo que la lista de nombres es bastante amplia.

Un paquete con botellas de vino cada Navidad

Como detallan las informaciones de El Confidencial, las primeras navidades, Feijóo, que aun no era presidente de la Xunta, recibió un paquete de parte de López de 11 kilos de peso, de lo que se cree eran botellas de vino.

En 2009 recibió otra caja de más de 9 kilos, de la que tampoco se sabe a ciencia cierta el contenido. Es a partir de 2010 cuando los investigadores han podido aclarar que en los paquetes se encontraban botellas de vino. Ese año, el ya presidente de la Xunta, recibió cuatro botellas de Vega Sicilia Único con un precio de aproximadamente 670 euros por botella.

En 2011 dicho envío se valora en 517,55 euros, en 2012 en 539,85 y en 2013 en 599,68. Durante los primeros años los paquetes fueron recogidos por la sobrina y madre de Feijóo respectivamente. En 2013 los recogió una mujer de nacionalidad peruana de la que se desconoce la relación que le une con el presidente de la Xunta.

Según los informes, la empresa del empresario gallego había desarrollado un sistema para clasificar el tipo de regalo dependiendo de la figura a la que fuera destinado. El ‘Lote Vip’ incluía cuatro botellas Vega Sicilia y cuatro de Alión y tenía un coste de 878 euros, fue el supuestamente recibido por Blanco. El ‘Lote muy bueno’, el que recibía Feijóo, estaba compuesto por cuatro botellas Vega Sicilia y se le calcula un valor de 670 euros. También dispone de ‘Lote Gallego’, de unos 223 euros, y ‘Lote regular’ o ‘Lote Detalle’.

Operación Condor

Está investigación entra dentro de la conocida como Operación Cóndor, por la que se detuvo en 2015 en Sanxenxo a Raúl López, propietario de la empresa Monbús, cuando entregaba 60.000 euros a un grupo de empresarios hoteleros. La juez Lara ha sido la encargada de investigar este caso sobre las actuaciones delictivas de esta empresa. Ahora, las ‘donaciones’ y regalos del magnate gallego a políticos se han puesto en relación con las concesiones que la Xunta hizo a sus compañías entre 2008 y 2014 por un valor de casi 24 millones de euros.

Raúl López también es el centro de la investigación de la Operación Pulpo en la que también está involucrado José Ramón Gómez Besteiro, socialista y ex presidente de la Diputación de Lugo. En este caso el empresario habría sido uno de los beneficiados de la trama por conseguir supuestos contratos fraudulentos, gracias a la relación con el entonces presidente de la Diputación, para su empresa Monbús, además de que el equipo de baloncesto Breogán que presidía en la época investigada recibió 7 millones de euros en subvenciones no autorizadas.

El pasado mes de mayo, López declaró en el jucio celebrado en Lugo que sólo le regaló tres botellas a Gómez Besteiro, «al igual que a otras muchas personas públicas y privadas». Intentando de esta forma asegurar la legalidad de los contratos a Monbús y las subvenciones al equipo de baloncesto.