Tras el paréntesis de las vacaciones navideñas, los juzgados recuperan esta semana la normalidad y las citas judiciales se amontonan. Los hijos de Javier de la Rosa, Javier y Gabriela, inauguran las declaraciones por casos de corrupción. El juez José de la Mata, que ya investiga al clan Pujol al completo (excepto a Oriol Pujol), les interrogará por los negocios que llevaron a cabo con el menor de los hijos del ex president de la Generalitat, Oleguer Pujol, que en 2007 adquirió 1.152 sucursales del Banco Santander por 2.000 millones de euros. Una semana después, el 16 de enero, se reanuda el juicio del caso Gürtel con la declaración de Luis Bárcenas, el ex tesorero del PP.

El juzgado de De la Mata investiga desde el 2012 a Jordi Pujol Ferrusola por blanqueo de capitales. Y a lo largo del proceso ha puesto en el punto de mira al resto de la familia, desde los padres hasta cinco de sus hermanos, por haber formado una «organización» que funcionaba con «una estrategia compartida y coordinada para desarrollar distintos negocios económicos, generar réditos, ocultarlos y distribuirlos para conseguir el lavado» de los fondos conseguidos. Hasta el pasado mes de septiembre, Oleguer Pujol fue investigado por el juez Santiago Pedraz que remitió sus pesquisas a su colega De la Mata al sospechar que el dinero que empleó en sus negocios provenía de la caja común que su hermano Jordi administraba en Andorra.

Una familia organizada

De la Mata ha asumido esta tesis y, por primera vez, escuchará el testimonio del menor de los Pujol, ya que hasta ahora no ha prestado declaración judicial, a pesar de que en octubre del 2014 estuvo detenido unas horas mientras se registraba su domicilio y sus oficinas. Su cita con el juez está señalada para el próximo jueves. Este día, el imputado conocerá el contenido de las dos piezas separadas que reúnen los datos facilitados por las autoridades andorranas sobre las cuentas de los Pujol.

El ex president de la Generalitat reconoció en el 2014 que había ocultado en Andorra la herencia de su padre, Florenci. Un versión que el juez no se cree, ya que sospecha que este dinero procede del cobro de comisiones a empresarios a cambio de adjudicaciones públicas. En las pruebas reunidas bajo secreto sumarial se encuentran los movimientos de todas las cuentas que han manejado los Pujol en el Principado. Jordi Pujol se encargaba de repartir el dinero que ingresaba en estas cuentas entre su madre, Marta Ferrusola, y sus hermanos. Otro de los titulares de estas cuentas es Carles Villarubí, empresario y amigo de Pujol padre, que ya ha declarado ante De la Mata por estos hechos.

El duelo Bárcenas-Correa

El plato fuerte de este inicio de año lo protagonizará Luis Bárcenas, que tras casi cuatro meses de espera tendrá la ocasión de responder a las acusaciones que lanzó contra él un arrepentido Francisco Correa, el jefe de la red Gürtel. Hasta que no termine esta vista no se conocerá si las explicaciones dadas por Correa han convencido a la fiscalía anticorrupción hasta el punto de rebajarle la condena. De momento, lo que ha logrado es que este proceso pase a ser el caso Bárcenas, el ex tesorero del PP que apuntó en unos papeles la contabilidad b del partido y que ocultó en Suiza hasta 42 millones de euros.

Fuentes de su defensa señalan que el antiguo dirigente del PP está «preparado» ante la prueba de su vida. Bárcenas intentará convencer al tribunal de que el origen de su fortuna en Suiza es legal, ya que procede de su atinado olfato en las inversiones y la compra venta de cuadros. Y negará que haya cobrado comisiones ilegales, a pesar de que Correa ha asegurado que tenían montado un chiringuito en el que se repartían las mordidas que cobraban a empresarios a cambio de adjudicaciones públicas.

El amor y la justicia

Las fuentes consultadas han apuntado que la mayor preocupación del ex tesorero del PP es el futuro de su mujer, Rosalía Iglesias, que se enfrenta a 24 años de cárcel. En las primeras sesiones de esta vista, en las que estuvo obligada a asistir, repitió a todo el que quisiera escucharla que es inocente. «No sé por qué estoy aquí», decía mientras su marido la miraba con ojos de enamorado y la cogía de la mano.

Además, lo más probable es que en este trimestre se conozca la sentencia del caso Fitur que se juzgó en Valencia y que puede suponer la primera condena a Correa. Por ello, este imputado ha cambiado de estrategia y ha reconocido algunos delitos para intentar alcanzar un acuerdo con la fiscalía y pasar en prisión el menor tiempo posible.

Caso Guateque

Del mismo modo, la Audiencia Provincial celebra a partir del martes el juicio del caso Guateque contra 34 empresarios y funcionarios del Ayuntamiento de Madrid, acusados de participar en una trama de corrupción en la concesión de licencias municipales a locales de ocio durante el mandato de Alberto Ruiz-Gallardón.

El Ministerio Público pide entre 31 años y seis meses de prisión para los procesados por delitos de cohecho, prevaricación ambiental, negociación prohibida a funcionarios, tráfico de influencias, infidelidad en la custodia de documentos, falsedad en documento oficial, contra patrimonio histórico y prevaricación urbanística.

Junto a los empresarios, figuran 19 funcionarios de rango medio del Consistorio, destinados en Juntas de Distrito, en la Gerencia de Urbanismo o en el Área de Medio Ambiente. No hay ningún político encausado en la considerada como la mayor red de corrupción municipal de Madrid.

La trama se destapó en 2007 pero su instrucción se ha ralentizado debido al volumen de la investigación y al número de implicados, aunque también por la acción del primer instructor Santiago Torres, quien fue multado con 1.000 euros por la Comisión Disciplinaria del CGPJ por «retraso injustificado» en la tramitación de esa causa. Ello explica que el juicio se celebre una década después. Se han señalado 60 sesiones y está previsto que se prolongue hasta mayo.