El secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid, Ramón Espinar, ha acusado al número dos de la formación morada, Íñigo Errejón, de hacer planteamientos que no son «intelectualmente honestos».

En palabras al programa Espejo Público, en la mañana de este viernes, Espinar también ha afirmado que Errejón «va a tener difícil plantear un documento alternativo al de Pablo Iglesias» en la Asamblea Ciudadana Estatal, más conocida como Vistalegre II. Espinar también ha resaltado que la primera cumbre del partido en el coso madrileño «fue una bocanada de aire fresco».

«Errejón sabe que Pablo y yo no pensamos que sobra en Podemos. Sí hay que pedir perdón por hablar de nuestros problemas, y no de los problemas de España», ha reconocido Espinar, en alusión a la campaña montada por el entorno del secretario general de la formación en Nochebuena, al amparo del hashtag #ÍñigoAsíNo.

Sí ha criticado, en este caso, las palabras del secretario de organización política de Podemos. «Íñigo dice que quiere un Podemos para ganar. Ahí está diciendo que hay miembros que no quieren ganar. Pablo también quiere ganar», ha resaltado.

Preguntado por el reciente planteamiento de la corriente Anticapitalista, liderada por Miguel Urbán y Teresa Rodríguez, que propone eliminar la figura de secretario general en el partido, Espinar ha afirmado que «no comparto que Podemos deba ser más coral, ya lo es». «El problema está en el reparto de poder. Los secretarios generales mandamos mucho, y los círculos pintan poco», ha dicho.

Sobre la reciente dimisión del hasta este jueves embajador español en Londres, Federico Trillo, Espinar no ha querido «meterle más drama a un asunto, el del Yak 42, que ya tiene demasiado», y se ha limitado a recalcar que «ya pedimos la dimisión de Trillo porque la situación era insostenible».

El líder de la formación en la Comunidad de Madrid se ha defendido, así mismo, de las acusaciones de pérdida de protagonismo parlamentario tras la formación de Gobierno. «No hemos perdido iniciativa política. Nosotros lanzamos una campaña, por ejemplo, para combatir la pobreza energética. Y luego PP y PSOE hacen los mismo pero con elementos que no tienen nada que ver, y se limitan a dar el asunto por zanjado», ha afirmado.