Toni Cantó, Toni Roldán o Miguel Gutiérrez son algunos de los nombres que se incorporan al Comité Ejecutivo Nacional de Ciudadanos si, como parece probable, salvo sorpresas, es reelegido como presidente del partido Albert Rivera. Éste refuerza también el papel de José Manuel Villegas, hasta ahora vicesecretario general, que pasa a secretario, y de la portavoz en Cataluña, Inés arrimadas, que sería portavoz de la Ejecutiva y secretaria de formación.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha anunciado este lunes la composición de la que será su nueva Ejecutiva si finalmente gana las primarias esta semana o si no se presenta ninguna candidatura alternativa. Rivera amplía su equipo, para incluir a los principales diputados nacionales, y mantiene al núcleo duro, que será el futuro Comité Permanente.

El actual Comité Ejecutivo tiene 23 miembros, y ahora el líder de la formación naranja aumenta el número a 37. Si se aprueba la propuesta de Estatutos que planteó la actual dirección del partido, dentro de la Ejecutiva habrá un Comité Permanente integrado por trece personas que llevarán la gestión diaria del partido y la relación con el grupo parlamentario, y a ello se sumarán otros 24 miembros encargados de 24 áreas políticas que especificará el próximo domingo.

Las nuevas incorporaciones procedentes del Congreso son Toni Roldán, portavoz adjunto; Miguel Gutiérrez, secretario general del grupo parlamentario; Marta Martín, portavoz de Educación; Fernando Maura, portavoz de Asuntos Exteriores; Francisco de la Torre, presidente de comisión y portavoz de Hacienda; Toni Cantó, presidente de comisión y portavoz de Cultura; Nacho Prendes, vicepresidente primero del Congreso; Patricia Reyes, secretaria cuarta de la Cámara; y Francisco Igea, portavoz de Sanidad.

Asimismo, entrarían en la Ejecutiva tres diputadas autonómicas -Raquel Morales y Marta Bosquet (Andalucía) y Susana Solís (Madrid), así como Orlena de Miguel y Pablo Yáñez, que ocuparon escaños en el Congreso en la XI Legislatura pero los perdieron en junio con la repetición de las elecciones.

En el Comité Permanente, Rivera quiere mantener a sus colaboradores más cercanos: José Manuel Villegas -que pasaría de ser vicesecretario general a secretario general, en sustitución de Matías Alonso-; Inés Arrimadas, nueva portavoz de la Ejecutiva y secretaria de Formación; Fran Hervías, secretario de Organización; Fernando de Páramo, secretario de Comunicación; Juan Carlos Girauta, portavoz de C’s en el Congreso; José María Espejo, secretario de Acción de Grupos Institucionales; Melisa Rodríguez, secretaria de Juventud; y Carlos Cuadrado, secretario de Finanzas.

Begoña Villacís ocuparía la Secretaría de Política Municipal y Marta Rivera ejercería las funciones que hasta ahora hacía Villacís como responsable de Relaciones Institucionales; y, por último, entrarían en el Comité Permanente Toni Roldán, como secretario de Programas y Áreas Sectoriales; y Miguel Gutiérrez, secretario general del grupo parlamentario.

Continuidad pero también renovación

En rueda de prensa en la sede de la formación naranja, Rivera ha afirmado que su equipo tendrá como objetivo «gobernar España a partir de 2019», participando o liderando gobiernos autonómicos y municipales, y también a nivel nacional. Según ha indicado, el suyo es un equipo que aúna «continuidad» y «experiencia», porque incluye a cargos públicos que llevan un tiempo trabajando en las instituciones, y «renovación», para «impulsar una nueva etapa».

El presidente de Ciudadanos ha expresado su intención de «delegar funciones» en sus compañeros y ha destacado que todos los miembros de su candidatura tienen experiencia profesional fuera de la política, algo que considera imprescindible para poder «entender los problemas de los españoles».

En este contexto, ha manifestado que Ciudadanos «tiene que seguir abierto a la sociedad civil» y trabajar «con un pie en el Parlamento y un pie en la calle». A su juicio, «cuando los partidos se ponen a mirarse el ombligo, se olvidan de la sociedad y entran en querellas internas (*), les suele ir mal en las urnas».

En cambio, cuando escuchan a los españoles y «llevan sus problemas a las instituciones», ha añadido, son «útiles» a la gente. Y eso pasa, en su opinión, por «estar con los sectores sociales y económicos que levantan este país cada día».

Arrimadas, portavoz nacional

Respecto a la asignación de la portavocía de la Ejecutiva a Inés Arrimadas, ha defendido que la líder de la oposición en Cataluña puede compaginar su labor en esa comunidad, donde estará «volcada» para intentar convertirse en presidenta de la Generalitat, con la representación del partido a nivel nacional.

Además, ha resaltado que Arrimadas «no tiene que decir una cosa en Cataluña y otra en Madrid, que es lo que le pasa al señor (Miquel) Iceta (PSC), al PP o a Podemos». En este contexto, ha afirmado que la suya será «una Ejecutiva con muchos líderes» donde todos forman «un equipo» y están «de acuerdo en lo básico, que es que el partido tiene que gobernar España».