El ex secretario general del PSOE Pedro Sánchez se ha reunido hoy con un grupo de diputados que apoyan su candidatura a las primarias, a los que ha pedido que trabajen con «normalidad» y «tranquilidad». «La consigna es no entrar en descalificaciones», ha dicho a Efe uno de los asistentes.

La reunión, que ha durado una media hora y ha tenido lugar en un bar del centro de Madrid, se ha celebrado a petición de algunas de las llamadas «diputadas del no» que, aunque han tenido contacto con Sánchez desde que éste renunció a su escaño el pasado 29 de octubre, no habían vuelto a estar con él desde entonces. Es el caso de la gallega Rocío de Frutos, que ha asegurado haber visto al ex secretario general «contento» y «tranquilo» y ha explicado que éste a su vez les ha pedido que continúen trabajando en el grupo parlamentario «con normalidad, con tranquilidad y con respeto».

En el encuentro han participado el secretario general de Valencia, José Luis Ábalos; el de Albacete, Manuel González Ramos; el ex alcalde de San Sebastián Odón Elorza, la asturiana Adriana Lastra, la balear Sofía Hernanz, la aragonesa Susana Sumelzo, la castellanoleonesa Luz Martínez Seijo y la gallega Rocío de Frutos. Sánchez, según algunos de los presentes, se ha disculpado por no haberse reunido antes con ellos y les ha pedido también que no dejen de visitar agrupaciones y no dejen de exigir que la gestora cumpla con la fecha fijada para las primarias, el próximo mes de mayo.

Los sanchistas dicen aspirar a que el proceso congresual que se prolongará todo este año sea, sobre todo, un proceso «limpio», primero con las primarias para elegir al secretario general del PSOE, después con el 39 Congreso Federal y posteriormente con los congresos regionales y provinciales, y llaman la atención sobre el hecho de que nadie del entorno de Sánchez haya contestado hoy al número dos del PSOE andaluz, Juan Cornejo, que ayer les acusó de «engañar» con «demagogia» y «falacias».

«La consigna es no entrar en descalificaciones, no contestar y no dar motivos para que nos critiquen por las formas», remarcan desde el entorno del ex secretario general.