Ha sido apenas quince minutos de conversación, pero a tenor de la nota de Moncloa, ha sido suficiente para hacer un amplio repaso sobre la situación económica e internacional. Quizá lo más llamativo la oferta de Rajoy a Donald Trump para ser interlocutor de Estados Unidos en América Latina, Europa, norte de África y Medio Oriente, sobre todo teniendo en cuenta el enfrentamiento del mandatario estadounidense con México o su política de cierre de fronteras a los oriundos de una serie de países  musulmanes.

Por otro lado, Rajoy ha presumido de crecimiento económico español y de «gobierno estable» y ha defendido que en los próximos meses se fortalecerá el proceso de integración europeo ante un mandatario entusiasmado por el Brexit y el debilitamiento de la UE.

OTAN, uso conjunto de las Bases de Morón y Rota y lucha contra el Daesh, han formado parte de la conversación

En materia de defensa, han comentado la celebración, en el mes de mayo, de una reunión de líderes de la OTAN, también cuestionada por Trump, además de revisar la colaboración bilateral con el uso conjunto de las bases de Morón y Rota. Capítulo especial ha merecido la lucha contra el terrorismo islamista, con una amplia colaboración entre ambos países.

De «equilibradas y beneficiosas» han coincido  en calificar las relaciones económicas entre ambas naciones, con un interés especial de Trump sobre la economía española. La inversión española ha crecido en Estados Unidos hasta alcanzar un stock de 62.000 millones de euros.

Este contacto se enmarca dentro de una ronda que incluye a otros presidentes de Estado y de Gobierno como el turco Recep Tayyip Erdogan, con el que cerrará los contactos del día.

La conversación de este martes ha sido la segunda que mantienen los dos mandatarios. La primera tuvo lugar el pasado 12 de diciembre, durante veinte minutos, y ambos se comprometieron a mantener la colaboración bilateral y las relaciones entre los dos países. En aquella ocasión el presidente estadounidense recordó una antigua estancia en Barcelona, ciudad que calificó de «magnífica».