Mariano Rajoy ha mantenido, a primera hora de la tarde de este lunes, su primera conversación con el presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, al que ha vuelto a felicitar por su victoria en las elecciones norteamericanas del pasado 9 de noviembre. Durante una llamada telefónica que se ha extendido 20 minutos, ambos dirigentes han expresado su voluntad de «estrechar el nivel de confianza en las relaciones bilaterales», así como «preservar la relevancia de la relación transatlántica».

Durante la charla, Trump ha aprovechado además para recordarle al presidente español su estancia en Barcelona, que ha calificado como una «ciudad magnífica», y ha recalcado su «enorme afecto» por el pueblo español, según ha asegurado en una nota oficial el ministerio de la Presidencia.

En concreto, el magnate estadounidense visitó de forma fugaz la Ciudad Condal en marzo de 2011 para ofrecer una charla de motivación en el Palau San Jordi a los empleados de la empresa de marketing ACN. Llegó en un vuelo a las 6.30 horas, se alojó en el Hotel W de Barcelona, acudió a la convención, salió a cenar y a la mañana siguiente regresó, según contó a la emisora RAC1 el conductor de limusina que lo trasladó en su periplo barcelonés, Daniel Salvia.

El grueso de la conversación mantenida entre Rajoy y el que será sucesor de Obama en la Casa Blanca ha versado sobre política exterior, con especial énfasis en la lucha global contra el terrorismo yihadista y las consecuencias futuras del Brexit en el Reino Unido. Según la nota del Ministerio, Rajoy ha trasladado además al futuro presidente norteamericano que «es necesario impulsar en España y en Europa un crecimiento económico sostenido e intenso que permita crear empleo y reducir las brechas de desigualdad social».

Dastis: ‘La conversación ha ido muy bien’

El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, se ha referido a la conversación entre ambos dirigentes asegurando que «ha ido muy bien» y ambos «han hecho votos para continuar y reforzar esa relación» entre ambos países.

«Por lo que sé de esa conversación ha ido muy bien», ha explicado el jefe de la diplomacia española, al ser preguntado por el primer contacto telefónico que ambos han tenido a iniciativa de Trump en la rueda de prensa al término de la reunión de los ministros de Exteriores de la Unión.

Dastis ha explicado que Trump «ha reafirmado su amistad con España» y ha trasladado a Rajoy «su satisfacción por la contribución de España en el ámbito de la seguridad occidental o atlántica» a través de la cesión de uso de las «bases» españolas como por la cooperación española en la lucha contra el Estado Islámico y el terrorismo.

«Han hecho votos para continuar y reforzar esa relación», ha explicado el jefe de la diplomacia español, que ha vuelto a dejar claro que el Gobierno juzgará al presidente electo por sus «hechos» y no sus opiniones en campaña. «Le vamos juzgar cuando la Administración esté en pleno funcionamiento y acorde con los hechos, más que con opiniones que haya podido verter en un momento u otro», ha explicado el ministro.