Javier Maroto (Vitoria, 1972) volverá a encargarse de la vicesecretaría de Acción Sectorial del PP tras un congreso que apenas ha incorporado novedades. El popular no comparte esta apreciación, tampoco el apunte de cierto gatopardismo, esto es, organizar un cónclave para que nada cambie, porque dice estar convencido de que la formación que lidera Mariano Rajoy se ha «rearmado ideológicamente» y ha incorporado ideas nuevas con las que afrontar los retos del futuro. Deja pendiente, en cambio, debates como el de la gestación subrogada y está por probarse cómo va la convivencia entre María Dolores de Cospedal y un ascendido Fernando Martínez-Maillo.

Pregunta.- ¿Ha habido mucho de gatopardismo? ¿Se celebra un congreso para que nada cambie?

Respuesta.– Mucha gente pensaba que iba a ser un congreso poco divertido porque en algunos otros ha habido más diversión, si se entiende así lo de tirarse los trastos a la cabeza. A este  congreso lo definen dos palabras, la primera es unidad. Ha habido temas nuevos, cuestiones que pertenecían a nuestro ideario y hemos salido reforzados. Hoy en materia ideológica estamos más unidos que nunca. Y la otra palabra es equipo, porque efectivamente hay un capitán del barco que sabe llevar el timón cuando el mar está calmado y cuando hay tempestad, que es Rajoy, pero detrás hay un equipo con caras nuevas y con experiencia. Unidad y equipo, sin duda.

Hemos refundado, rearmado ideológicamente nuestros principios, por ejemplo en materia social»

P.- ¿En qué se va a diferenciar el PP de hoy al de ayer?

R.- Hemos tratado nuestras propuestas en cinco ponencias. En algunas de ellas hemos refundado, rearmado ideológicamente nuestros principios, por ejemplo en materia social. Hemos dicho que nosotros no somos como la socialdemocracia de siempre, pero tampoco como los partidos que son los días pares socialdemócratas y los impares progresistas. Tampoco somos el partido que se tira los trastos a la cabeza y que cuando rascas te encuentras ahí el comunismo de la vieja Europa del Este. Somos otra cosa. ¿El qué? Juntos nos hemos redefinido en un congreso en el que se habla, por ejemplo, de que los españoles reclaman más un empleo de calidad que una subvención; de la importancia del principio de solidaridad entre individuos, entre territorios y entre generaciones; de garantizar las pensiones; de abordar el reto poblacional… Todo ello son ideas nuevas, porque son retos de los próximos años. Hay un rearme ideológico, sin duda.

P.- Va a haber un modelo de partido, ya ensayado antes, de secretaría general con un coordinador general. ¿Cómo va a ser esa convivencia?

R.- La pluralidad del equipo es muy amplia y cada uno tiene siempre un granito que aportar. Me parece que el éxito de los modelos no está tanto basado en cómo se dibujan los organigramas sino en las personas que lo componen. Estoy muy contento y orgulloso de pertenecer a un equipo plural de personas distintas pero que juntos sumamos más que individualmente.

Hoy el líder de la oposición no es el que más grita, sino el que más quiere acordar desde la diferencia»

P.- Rajoy dijo durante su intervención de presentación de candidatura que aún puede dar más. ¿Significa que seguirá más de dos legislaturas?

R.- Dentro de España, y también fuera, Mariano Rajoy es sinónimo de estabilidad y de solvencia y añadiría que también de certezas, y cuando una persona tiene esas tres características tiene muchísimo que aportar. Lo dijo el presidente y yo lo subrayo como una de las frases más importantes de su discurso.

P.- ¿Pero puede romper la tónica que instauró Aznar, y que luego imitó Zapatero, de estar más de ocho años?

R.- Las palabras del presidente hacen firme su compromiso por mantener la gobernabilidad de este país, de mantener todo lo que ha funcionado, pero no dejarlo ahí, sino de avanzar en cosas que se han dejado pendientes y que hay que hacer unidos y con diálogo. Su discurso ha estado plagado de gestos y de guiños, pero en el buen sentido, a todos los partidos que quieran aportar en positivo. Hoy el líder de la oposición no es el que más grita; el líder de la oposición verdadero es el que más quiere acordar desde la diferencia, pactando sus propuestas también, entrando en materia, y después, si lo consiguen, votando a favor de los textos que se consensúan.

Deseo que el PNV sea parte de la solución presupuestaria y no del problema»

P.- ¿Cree que el PNV se va a avenir a ese diálogo presupuestario?

R.- Deseo que el PNV sea parte de la solución y no del problema.

P.- ¿Y qué posibilidades hay?

R.- Espero que el PNV entienda que contribuye al bienestar de los vascos y del conjunto de los españoles desde el , desde el aportar, desde el debate, y no desde posiciones que puedan sonar más a «no es no».

P.- ¿Han sido cautos o cobardes a la hora de abordar debates como el de la gestación subrogada?

R.- Hemos sido absolutamente responsables. Lo definiría así, porque son temas que están en la calle, que hemos asumido con normalidad como debates del PP, pero la diferencia es que lo hemos hecho por consenso. Que la enmienda transaccional haya sido tan ampliamente respaldada dentro del PP sólo era posible entendiendo que había que hacer factible que personas que tienen una posición contraria y otra favorable compartamos que lo que toca en debates como éste es escuchar mucho, entender la posición de quien tiene conocimiento científico, jurídico y ético porque este tema compromete a la dignidad humana, a la vida y a la conciencia de muchas personas.

P.- Y en calidad de responsable de temas sociales, ¿va a promover ese debate de expertos?

R.- Vamos a cumplir fielmente el compromiso alcanzado en este congreso en la literalidad de esa transaccional, que como digo se pudo conseguir gracias a la responsabilidad de unos y de otros en este debate.

El debate sobre la gestación subrogada compromete a la dignidad, a la vida y a la conciencia»

P.- Eso quiere decir que usted trabajará en el tema en los próximos meses.

R.- En este asunto y en todos los demás, respeto profundo a lo que se aprueba en el congreso y, por tanto, vamos a llevar a cabo aquello que hemos aprobado juntos.

P.- ¿En qué se traduce?

R.- En este caso en un debate sereno, tranquilo, para no llevar adelante una posición desde una situación de poca o mala información o de dudas que quedan sin resolver. Las mejores respuestas son las que son sólidas y solo se puede dar una respuesta sólida, duradera y que concite mucho consenso con ese diálogo al que nos hemos comprometido.

P.- ¿Ha echado de menos que en la nueva ejecutiva no tuviera un papel más destacado Alfonso Alonso?

R.- Creo que Alfonso Alonso, ha tenido, tiene y va a seguir teniendo un papel muy relevante. Los presidentes autonómicos son un pilar fundamental en este partido y la prueba manifiesta es que las ponencias han sido realizadas a través de los líderes autonómicos; por lo tanto, Alfonso Alonso, como los demás líderes autonómicos, han salido reforzados de este congreso.