La ex ministra de Sanidad, Ana Mato, ya está declarando en el juicio del caso Gürtel tras ser citada por el tribunal en calidad de responsable civil. Ha reconocido que los cumpleaños de sus hijos se celebraban en su casa pero ha precisado que la decoración corría a cargo de su ex marido. «El señor Sepúlveda era el encargado de contratar y pagar las facturas de la decoración de los cumpleaños que se celebraban en mi casa», ha dicho.

La ex ministra de Sanidad Ana Mato y un representante del PP comparecen este lunes en el juicio a la primera época de Gürtel (1999-2005) tras ser citados «expresamente» por el tribunal en su calidad de responsables civiles como partícipes a título lucrativo en beneficios obtenidos por implicados en la trama.

Además del PP y Ana Mato, el tribunal ha llamado a declarar este lunes a la tercera partícipe a título lucrativo en esta causa: Gema Matamoros, ex edil en Las Rozas y esposa del que fuera alcalde de Majadahonda, Guillermo Ortega, uno de los 37 acusados en este macrojuicio y que se enfrenta a 50 años de cárcel.

Hasta ahora los responsables civiles no habían tenido que presentarse personalmente, al poder estar representados por sus abogados, pero la Fiscalía ha creído conveniente -ya concluida la fase del interrogatorio a los acusados- que declaren ante el tribunal como testigos de los beneficios que disfrutaron de la trama otros acusados.

En concreto, Guillermo Ortega y Jesús Sepúlveda, ex alcalde de Pozuelo, que estuvo casado con Ana Mato en esa época y al que le piden en este juicio 15 años de prisión por recibir regalos del líder de Gürtel Francisco Correa a cambio de adjudicaciones, entre ellos un Jaguar o un Range Rover.

La Fiscalía considera que Mato se benefició de determinados regalos que Correa le hizo a su entonces marido y que consistieron en viajes, fiestas y celebraciones para toda la familia. Le reclama por ello 28.468 euros. En similar situación se encuentra la mujer de Ortega, a la que la Fiscalía ha pedido el pago de 45.066 euros.

Citadas por mayoría

Su condición de esposas les permitirá no obstante acogerse al artículo 416 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (Lecrim) que dispensa de declarar en contra del cónyuge, que en este caso es el acusado ligado a la responsabilidad civil que se les reclama, por lo que es probable que no declaren.

El tribunal por mayoría, «que no por unanimidad» -como matizó el presidente Ángel Hurtado-, acordó citarlas «expresamente» «porque las queremos escuchar» y añadió después que también debía estar presente el PP, persona jurídica a la que la Fiscalía reclama 245.492 euros por los beneficios que obtuvo de Gürtel a través de sus ex alcaldes en Pozuelo y Majadahonda.

Al inicio del juicio, en la fase de cuestiones previas, el abogado del PP, Jesús Santos, ya pidió retirar la exigencia de responsabilidad civil al partido ante la «plena indefensión» creada por la falta de «concreción» de los hechos por los que se le atribuye a la formación un lucro de la trama.

Calificó de «equívoca e inadecuada» la designación del PP como partícipe a título lucrativo, apuntó a «lo significativo a las magnitudes mediáticas» que tiene «llamar al PP» en este proceso y consideró que, en todo caso, la Fiscalía y las acusaciones debían reclamar esa responsabilidad civil a los grupos municipales de Pozuelo y Majadahonda.

Tras la comparecencia de los responsables civiles, el tribunal tenía previsto empezar el martes con los testigos, pero la condena impuesta en el caso Fitur a los principales acusados en la primera época de Gürtel -Francisco Correa, Pablo Crespo y El Bigotes– ha motivado la suspensión de las sesiones programadas después del lunes.

Los tres han sido citados el martes por el tribunal valenciano que les ha condenado ahora para la celebración de una comparecencia en la que se determinará si ante la gravedad de las penas impuestas, 13 años a Correa, deben ingresar en prisión.

Una vez se clarifique su situación, el tribunal fijará nueva fecha para los testigos. Han sido llamados alrededor de 300, entre ellos cinco ex ministros -Francisco Álvarez Cascos, Ángel Acebes, Rodrigo Rato, Jaime Mayor Oreja y Javier Arenas-, y la ex presidenta madrileña Esperanza Aguirre.