El actor Pepe Viyuela -uno de los fichajes estrella de Íñigo Errejón- ha aceptado finalmente entrar en el Consejo Ciudadano de Podemos, después de que saliera elegido en la Asamblea Ciudadana de Vistalegre II, y acudirá este sábado a la primera reunión de la dirección. El actor ocupaba un puesto testimonial cerrando la lista de Íñigo Errejón, pero su inesperada elección sembró dudas desde el primer momento sobre si aceptaría formar parte de este órgano de Podemos. Finalmente, y tras reunirse este jueves en el Congreso de los Diputados con el aún secretario político, se ha confirmado que Viyuela engrosará la cuota errejonista en la dirección del partido. Una de las razones de peso es que, en caso de renunciar, entraría en su lugar el siguiente en la lista de más votados, en este caso un miembro del equipo de Pablo Iglesias.

Pepe Viyuela fue la apuesta mediática de Íñigo Errejón para Vistalegre II, que incluyó al actor en un puesto simbólico, en el número 62 de la lista, que a priori le dejaba con pocas posibilidades de ser elegido. Sin embargo, la campaña mediática de las cabezas visibles del errejonismo hacia el actor y la propia intervención de Viyuela a favor del dirigente -así como su aparición en alguno de los actos más importantes de campaña- le impulsaron como una opción real.

El actor ni siquiera acudió a Vistalegre el pasado fin de semana puesto que quería reducir su papel a lo puramente simbólico. Sin embargo, contra todo pronóstico, fue elegido para ocupar el puesto 49 del Consejo Ciudadano de Podemos. Una elección que no estaba claro que fuera a cristalizar, ni siquiera para el líder de la candidatura, Íñigo Errejón. A la difícil compatibilidad de su profesión con este puesto se sumaba que el actor había expresado en múltiples ocasiones su intención de quedar al margen del partido, más allá de la campaña de apoyo por el aún secretario político.

Su renuncia supondría que entrara el siguiente más votado en la lista, ocupado por Margarita Quetglas, del equipo de Iglesias. Es decir, que Errejón perdería apoyos en un órgano decisivo en el partido. Esta razón, unida al sentimiento de «responsabilidad» del actor, ha decantado la balanza hacia la permanencia, después de haber mantenido este jueves una reunión en el Congreso de los Diputados con el aún portavoz de Podemos. Viyuela se ha puesto a disposición de Errejón y ha consultado con los suyos cuál era la decisión más adecuada. Finalmente, y sopesadas todas las razones, se ha decantado por el sí, según informan desde el partido, y el próximo sábado tomará parte en la reunión del Consejo Ciudadano que elegirá a la nueva ejecutiva del partido.