El errejonismo retrocede en el Hemiciclo del Congreso de los Diputados. Los resultados de Vistalegre II han provocado no sólo un relevo de Iñigo Errejón a nivel orgánico y la pérdida de la portavocía en el Congreso de los diputados, sino una alteración completa de la geografía parlamentaria en la bancada morada. El grupo parlamentario de Unidos Podemos ha comunicado a la Cámara Baja la nueva reubicación de los diputados, por la que Íñigo Errejón se situará en la tercera fila del hemiciclo e Irene Montero ocupará el asiento al lado de Pablo Iglesias. Prácticamente todos los diputados errejonistas han pasado una o varias filas atrás, siendo llamativo el caso de Tania Sánchez, que ha pasado al gallinero.

Montero, que hoy se estrena en la Junta de Portavoces como nueva portavoz del grupo, se situará en el escaño que hasta ahora ocupaba Errejón, al lado de Iglesias, y la nueva portavoz adjunta, Ione Belarra, pasa a ocupar el lugar que antes tenía Montero. De esta forma, Podemos ha dado una posición más relevante a los nuevos miembros de la dirección, la mayoría del sector ‘pablista’, y situando en un plano más secundario a algunos ‘errejonistas’.

En la tercera fila, el coordinador de IU Alberto Garzón mantiene su asiento, y a su lado se sentará el diputado Rafael Mayoral en el escaño que ocupaba hasta ahora Carolina Bescansa. El sillón contiguo a Bescansa será el que le corresponda a Errejón, quien a la derecha tendrá sentada a la nueva secretaria de Participación, Noelia Vera, del equipo de Pablo Iglesias.

Los errejonistas, en las últimas filas

Bescansa, que ha sido sustituida por Txema Guijarro como secretaria general del grupo, ha sido colocada en un escaño en la cuarta fila del hemiciclo que antes correspondía a la diputada ‘errejonista’ Ángela Ballester, que ha sido relegada a la penúltima fila. Al lado de Bescansa estará el responsable de Internacional de Podemos, Pablo Bustinduy, uno de los ‘errejonistas’ que se mantienen en la dirección del partido, que también retrocede una fila en el hemiciclo. La afín a Errejón, Auxiliadora Honorato, hasta ahora en la cuarta, también pasa a la quinta.

Más llamativo es el caso de  diputada Tania Sánchez, que estaba en el extremo del pasillo de la cuarta fila, un puesto de gran visibilidad. Con los cambios, pasará a estar en la última, conocida como gallinero. Allí han destinado también al diputado por Burgos Miguel Vila y a Alberto Montero, quien fuera mentor de Iñigo Errejón, además de la también errejonista Ana Terrón. En la penúltima han ido a parar otros afines al actual secretario de Análisis Estratégico de Podemos como el Sergio Pascual, Rosana Pastor o el ex magistrado Juan Pedro Yllanes, uno de los fichajes de Podemos el 20-D. Los cambios ya han sido formalizados y se pueden ver en la página web del Congreso.