El hoy candidato a la secretaría general del PSOE, Patxi López, descartó en los primeros meses de 2016 convertirse en el ‘mediador’ del rey para la búsqueda de un candidato a la presidencia del Gobierno o tomar una postura más activa en la consecución de acuerdos. La figura del mediador o ‘informador’, está vigente en la monarquía parlamentaria belga, y a ella acudió el hoy abdicado rey Alberto a lo largo del año de bloqueo político sufrido por este país en 2011. Al cabo de 500 días de parálisis, el monarca llamó al líder de los socialistas francófonos, Elio Di Rupo, para lograr un acuerdo definitivo. En España Felipe VI no hizo ningún encargo expreso, pero expertos constitucionalistas y compañeros de partido advirtieron en su día al socialista Patxi López de que la figura del mediador se corresponde en la Carta Magna del 78 con la del presidente del Congreso.

Así lo expresó ayer públicamente el catedrático de Derecho Constitucional, Antonio Torres Del Moral, en un coloquio organizado por la Fundación Institucional Española (FIES) en la sede de la Fundación Diario Madrid. Y así lo ha corroborado a este diario, en un sentido similar, el ex presidente del Senado y actual director de la cátedra sobre la monarquía parlamentaria de la Universidad Juan Carlos I, Juan José Laborda, quien, además, hizo partícipe de su interpretación a su propio compañero de partido, Patxi López.

Según Torres Del Moral, «en democracia no hay poderes irresponsables. El rey no tiene responsabilidad, luego no tiene poder. Y en este caso, el responsable del proceso era el presidente del Congreso; éste era el que debía actuar y llevar la batuta (de los acuerdos parlamentarios)». «Ése es nuestro informador, porque para eso refrenda todo el proceso de investidura», insistió.

El presidente del Congreso no es un mero correo sino el responsable y dinamizador de los acuerdos

Por su parte, Laborda amplía su crítica a los dos presidentes del congreso, socialista y popular, que lo fueron durante la pasada crisis. Tras coincidir punto por punto en que el presidente de la Cámara no es un mero correo sino el responsable y dinamizador de los acuerdos -a la que se unen otros catedráticos de forma anónima- asegura que «Patxi López y Ana Pastor debieron ser los que reunieran a los diputados y ejercieran su responsabilidad de llevar acuerdos ante el rey», subraya el también historiador, quien en público y en privado también se vino quejando del «silencio» de los diputados electos en todo el proceso.

En sus conversaciones con López el veterano socialista no apeló al ejemplo belga. Se limitó a subrayar el papel predominante que la Constitución otorga al presidente del Congreso y le hizo hincapié en que su papel debía ser «más activo». Le insistió en que a ello se debía el ser «la tercera autoridad del Estado». El ex presidente del Senado, quien mantiene una buena relación con el actual candidato a las primarias socialistas y rechaza cualquier crítica personal a su compañero de filas, sostiene que es la «partitocracia» común a todos los partidos lo que determina la falta de cultura y de responsabilidad institucional en una monarquía parlamentaria.