El lehendakari Iñigo Urkullu ha llamado hoy a instituciones y sociedad civil a movilizarse para “aprovechar este momento político” y lograr profundizar en la mejora del Concierto Económico vasco, cuya actualización negocia ahora el Gobierno vasco. El lehendakari ha apelado a alcanzar un “acuerdo interno poderoso” que permita, a través de ese mecanismo bilateral de relaciones tributarias entre el País Vasco y el Estado, “actualizar el autogobierno vasco”. En un acto de presentación social de la plataforma ‘Comunidad del Concierto’, promovida entre otros por el vicepresidente del BBVA, Pedro Luis Uriarte, y al que han asistido representantes institucionales, políticos y sociales, Urkullu ha recordado que “en este momento de nuestra historia” las herramientas como el Concierto Económico “anteriores incluso al modelo actual del Estado” adquieren una nueva dimensión como impulsores de “nuestra realidad nacional”.

Ha subrayado que el origen del Concierto se remonta al pacto alcanzado en 1978 tras la abolición de los fueros y que se tradujo en un “reconocimiento contemporáneo de los derechos históricos” que años después quedó reconocido en el Estatuto y la Constitución. Ha señalado que el proceso de negociación iniciado ahora, y que prevé no sólo la búsqueda de un acuerdo para liquidar las discrepancias por valor de 1.600 millones que mantienen la Administración del Estado y la de Euskadi, sino también la renovación de la Ley del Concierto, son una nueva oportunidad para una negociación y un acuerdo “de igual a igual con garantías de cumplimiento de lo acordado”.

Para Urkullu es hora de promover una nueva “pedagogización” del Concierto Económico como «seña de identidad del Pueblo vasco” y como exponente de su “hecho diferencial”. Ha destacado que se trata de una herramienta que sitúa al País Vasco como “un pueblo autoresponsable y solidario”.

La defensa del Concierto Económico hecha por el lehendakari los últimos años ha sido reiterada, no sólo por su cualidad económica sino sobre todo por el modelo de referencia que supone en sus aspiraciones por un nuevo encaje de Euskadi en el Estado. El lehendakari apela en numerosas ocasiones a la necesidad de buscar una fórmula similar a la prevista en el Concierto Económico para actualizar el estatus jurídico y político de Euskadi. La fórmula del Concierto se sustenta en una relación bilateral “de igual a igual”, sin capacidad de incumplimientos unilaterales por ninguna de las partes y con capacidad de dotar de garantías de cumplimiento a los acuerdos. Fórmula que además cuenta con el aval legal del Estatuto de Gernika y la Constitución española.

«Despertar» a la sociedad vasca

Por último, Urkullu se ha identificado con los objetivos fijados por la Comunidad del Concierto, que cuenta ya con más de 2.000 miembros procedentes de diversas ideologías y que según ha destacado uno de sus fundadores, Guillermo Dorronsoro, decano de la Deusto Business School, “trata de despertar” a la sociedad vasca en la defensa del Concierto.

Dorronsoro ha lamentado que exista un profundo desconocimiento del origen y significado que tiene y que eso ocurra no sólo fuera del País Vasco sino también en la mayor parte de la sociedad vasca, ”la sociedad se ha quedado dormida, atontada” ante el devenir de este acuerdo histórico. Ha asegurado que a las puertas de la negociación ahora iniciada “es importante alimentar el acompañamiento de la sociedad” en la búsqueda de un buen pacto de actualización, “hoy nos falta masa crítica”.

La ‘Comunidad del Concierto’ alerta del riesgo que supone el desconocimiento e indiferencia de la sociedad vasca sobre el actual estado en el que se encuentra esta herramienta que regula la relación tributaria entre el Estado y Euskadi, en especial por el alejamiento de los jóvenes, “sin su compromiso no hay futuro”.

En el acto de presentación, concebido como un foro de debate y discusión y aportación de ideas, han intervenido los líderes del PNV, Andoni Ortuzar, de EH Bildu, Maddalen Iriarte, y la secretaria general del PSE, Idoia Mendia. También han asistido representantes locales del PP.  Entre los asistentes también se encontraban miembros del Gobierno vasco, la patronal y del ámbito de la cultural y la sociedad vasca.