Miguel Cardenal, presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD) durante la pasada legislatura, cobrará 76.495,56 euros durante un año como indemnización tras su salida del Gobierno antes de reincorporarse a su plaza como profesor universitario. Cardenal impartía clases como catedrático de Derecho del Trabajo en la Universidad de Extremadura antes de ser nombrado alto cargo y hace un año, cuando aún ejercía como máximo responsable de la gestión del deporte en España, ganó una plaza en la Rey Juan Carlos de Madrid.

Según detalla el Portal de la Transparencia del Gobierno de España, el antecesor de José Ramón Lete en el CSD empezó a cobrar la cesantía el pasado 1 de diciembre, 13 días después de su salida del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. A Miguel Cardenal le corresponden 6.374,63 euros brutos al mes, cantidad equivalente al 80% del sueldo que tenía como alto cargo.

Extracto del Portal de la Transparencia en el que se detalla el inicio del cobro de la indemnización por parte de Miguel Cardenal.

La Ley reguladora del ejercicio del alto cargo de la Administración General del Estado, en vigor desde el 1 de abril de 2015, reconoce el derecho de aquéllos a percibir una compensación económica mensual «durante un periodo máximo de dos años» tras abandonar el cargo. El cobro de esta indemnización es incompatible con la percepción de cualquier retribución con cargo a los presupuestos de las administraciones públicas y de cualquier actividad privada, a excepción de las derivadas de la creación literaria y artística y de la participación en conferencias y seminarios.

Cuando el ministro Íñigo Méndez de Vigo lo relevó al inicio de esta legislatura, Miguel Cardenal podría haberse reincorporado a su plaza de catedrático del Derecho del Trabajo y la Seguridad Social en la Universidad Rey Juan Carlos, pero optó por la petición de la cesantía y disfrutar de ‘sueldo gratis’ durante una temporada. Durante 2015, último año completo en el cargo, Cardenal ganó como presidente-secretario de Estado del CSD 117.137,07 euros (incluidas las cantidades equivalentes a seis trienios).

Cardenal pidió un permiso de un año a la Universidad Rey Juan Carlos tras cesar como presidente del CSD

Un portavoz del centro universitario confirmó a El Independiente que, cuando aquél cesó como presidente del CSD, se acogió a «una licencia de un año», cuya concesión compete al rector cuando la duración excede los 15 días. Entonces, la máxima autoridad de la Rey Juan Carlos era Fernando Suárez Bilbao, obligado a adelantar las elecciones al pasado mes de febrero tras ser acusado de plagio.

Cardenal tiene plaza desde hace un año en esta universidad pública de Madrid, donde nunca ha impartido clases. El 23 de diciembre de 2015, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó una resolución del Rector de la Rey Juan Carlos por la que convocaba concurso de acceso para ocupar una plaza de catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, adscrita al departamento de Derecho Privado y Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social y con especialización en Derecho del Deporte.

En su edición del 5 de abril de 2016, el BOE daba publicidad a la resolución del rector Fernando Suárez por la que se nombraba catedrático de esta universidad a Miguel Cardenal, entonces aún presidente del CSD. Fue la propuesta elevada por la comisión juzgadora nombrada al efecto y que tuvo como presidente a Antonio Vicente Sempere Navarro, catedrático de la Universidad Rey Juan Carlos en situación de servicios especiales al ejercer ya entonces como magistrado de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo.

La convocatoria por la que el ex alto cargo ganó su plaza de catedrático está recurrida en un juzgado de lo Contencioso

Cardenal lograba así su propósito de tener plaza de catedrático en Madrid, puesto que hasta que José Ignacio Wert lo incorporó a su equipo ministerial en enero de 2012 ejercía como catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Extremadura (con sede en Badajoz). Con todo, el ex alto cargo había tenido vínculos con anterioridad con la Rey Juan Carlos, ya que entre 2008 y 2012 había ocupado la dirección de su Cátedra de Estudios e Investigación en Derecho Deportivo.

La plaza se adjudicó a Miguel Cardenal después de que la universidad madrileña desestimara el recurso de reposición que presentó un catedrático de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) de Sevilla, según ha confirmado un portavoz de la Rey Juan Carlos a este diario. Agotada la vía administrativa, aquél interpuso recurso ante un juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Madrid, que aún no ha celebrado el juicio. Si se anula la convocatoria, la Universidad tendrá que sacar otra vez la plaza que adjudicó hace un año a Cardenal.

El Independiente ha intentado hablar con el anterior presidente del CSD para conocer sus razones por las que optó por solicitar la indemnización como alto cargo en vez de haberse incorporado ya a su plaza de catedrático universitario, pero, visiblemente molesto por la llamada telefónica, se negó a hablar con este redactor.

Indemnizaciones para seis ex altos cargos

Con todo, la citada fuente precisó que el pleito judicial «no paraliza los efectos de la toma de posesión ni la condición de catedrático» del máximo responsable del CSD entre enero de 2012 y noviembre de 2016 e hijo del ex fiscal general del Estado Jesús Cardenal.

En la actualidad, hay seis ex altos cargos que están percibiendo cesantías, con un coste mensual para la Administración de 35.985,56 euros. De este listado saldrá el ex ministro de Defensa Pedro Morenés, nombrado por el Consejo de Ministros como nuevo embajador en Washington el pasado 24 de marzo en sustitución de Ramón Gil-Casares.