La policía sueca ha detenido a un hombre en el norte de Estocolmo que ha confesado ser el autor de atentado que este viernes ha costado la vida de al menos tres personas y ha herido a otras ocho, según el diario ‘Aftonbladet’. El vehículo que conducía ha arrollado a varias personas en una concurrida calle del centro de Estocolmo y varios testigos aseguraban que el número de muertos podría ascender, a tenor del número de cuerpos tendidos en el suelo, según la emisora de radio Ekot. Hasta 15 ambulancias se han desplazado a la zona, según fuentes sanitarias. Tras el atentado, la estación central de la ciudad y parte de la red de metro fueron  evacuadas y clausuradas.

Tras su acción, la policía consiguió detectar la presencia del arrestado a través de las cámaras de seguridad e instaló un dispositivo que permitió su captura. Además, otras dos personas han sido ya detenidas en el centro de la ciudad y se trata de determinar si ha habido más personas apoyando la acción.

“No podemos confirmar el número de muertos”, ha explicado en rueda de prensa Dan Eliasson, el jefe policial de Escolmo. “Estamos aquí para expresar el dolor y la desesperación, y para mostrar su solidaridad con las víctimas”. “No sabemos si se trata de un incidente aislado o si podemos esperar nada más”, dijo a la policía en la conferencia de prensa”. La policía confirmó que entre los dos detenidos no está el sospechoso de conducir el camión.

La Säpo, el servicio secreto sueco, dice que a las 14.55 ha recibido la alarma de que un camión se lanzaba sobre un grupo de gente en la calle Drottninggatan, y que un grupo de gente había resultado herida. Inmediatamente se ha lanzado una operación para intentar arrestar a los responsables.

Los hechos han sucedido en la calle Drottninggatan, una de las calles de mayor afluencia comercial del centro de la capital sueca. Un camión grande -al parecer, sustraído en la empresa Spendruts- ha atropellado a varias personas y se ha empotrado finalmente contra los bajos del centro comercial Ahlens City, el más grande de Suecia, en una zona de tiendas en el centro de la ciudad. La Polícia sueca ha informado en su cuenta oficial de twitter del atentado, confirmado que han sido alertados 14.53 de los sucesos en la zona.

La zona del atentado en Estocolmo.

La zona del atentado en Estocolmo.

Según relata el diario Expressen, la policía gritaba a los transeúntes: “Dejad todo y correr”.

Los medios locales informan en este  momento de la existencia de dispararon en la calle Fridhemplam.

A través de su cuenta de Twitter, la policía sueca ha comunicado a la población que está investigando para determinar quién y por qué ha atropellado a los peatones e insiste en que la gente no se acerque por zona.

Varios testigos han relatado al diario ‘Svenka Dagbladet’ que las asistencias están atendiendo a los heridos, algunos de ellos tapados por mantas. Una riada de centenares de personas han escapado de la zona del atentado, a lado del centro comercial de Ahlens.

Detención de un segundo sospechoso.

Detención de un segundo sospechoso.

El primer ministro sueco, Stephan Löfven, ha asegurado que “Suecia está bajo un ataque terrorista”. Los ministros del ejecutivo del país han sido conducido a lugares seguros.

El Rey Carlos Gustavo de Suecia ha señalado que la Familia Real del país está consteranda por el ataque. “Seguimos el desarrollo de los acontecimientos y nuestras oraciones están con las víctimas”. El castillo real, en el centro de la ciudad, ha sido evacuado.

El ataque terrorista en Estocolmo se ha producido dos semanas después del atentado que costó costó la vida a cinco personas en el puente de Westminster, en Londres. La pasada Navidad, esta vez en Berlín, otro camión irrumpió contra un mercadillo matando a 12 personas.