En el Grupo Popular se han encendido las luces de alarma ante el temor de que Ciudadanos y Podemos hayan llegado a un principio de acuerdo para repartirse las presidencias de las comisiones parlamentarias que tratarán sobre la financiación del PP y el rescate de las Cajas que se constituyen mañana. La primera, muy sensible para el partido en el Gobierno, podría estar presidida por un diputado de Podemos a cambio de dejar a la formación naranja que se haga con el control de la del rescate bancario.

En un principio, la presidencia de las comisiones siempre se deja a algún representante de grupos minoritarios. Así, la canaria Ana Oramas parecía destinada a ponerse al frente de la comisión de las cajas, y Jordi Xuclá, del PDECat, de la de Bárcenas, pero esa previsión parece haber saltado por los aires a tan solo un día de que se constituyan en el Congreso ambas comisiones de investigación.

Montero o Bescansa podrían acabar presidiendo la «comisión Bárcenas»

En Ciudadanos admiten que quieren presidir la que analizará el rescate bancario por entender que son la única fuerza política que no se ha visto salpicada por la gestión política que se ha hecho de las cajas de ahorro en nuestro país. A cambio de convencer al PSOE para que se sume a esta petición, presentaría, según el PP, un acuerdo cerrado con Podemos para que el partido de Pablo Iglesias presida la de financiación, la peor de las perspectivas posibles, sin duda, para los populares.

Desde Podemos reconocen que existe esta negociación con Ciudadanos, y que los últimos contactos se han producido en la mañana de este mismo miércoles, aunque señalan que el acuerdo «no está cerrado». La intención de este partido es tener la «máxima presencia» en las mesas de dirección de ambos órganos, algo para lo que negociarán también con «los pequeños», los partidos de menor tamaño que,en un primer momento iban a dirigir estas comisiones. Un plan que, en último término, está a expensas del PSOE

Formarán parte de esta comisión en representación de los podemitas Irene Montero, Carolina Bescansa, Jaume Moya y Txema Guijarro. Cualquiera de ellos podría presidir este grupo de trabajo que no se prevé nada fácil para el PP y ante la que tendrá que comparecer el presidente del gobierno, Mariano Rajoy.

Desde Ciudadanos admiten que «se está hablando con todos los Grupos» respecto a la presidencia y mesa de las comisiones, aunque «no hay nada cerrado».