«Con comodidad». Así cree el equipo de Pedro Sánchez que ganará este domingo las primarias del PSOE a Susana Díaz. Según la candidatura del ex secretario general, su proyecto sigue concitando apoyos mientras las propuestas de la presidenta andaluza pierden fuelle en la recta final de la campaña. De esta manera, el entorno de Sánchez considera segura su victoria en casi todos los territorios, salvo Euskadi, donde dan por vencedor a Patxi López, y Andalucía, federación de Díaz.

Admiten dificultades en Aragón e incertidumbre en Madrid, donde el voto útil podría pasar del ex lehendakari al propio Sánchez, mientras confían en una victoria en territorio de aparato susanista como Asturias, Valencia, Castilla y León, Extremadura y Castilla La Mancha.

Así lo ha dejado ver este jueves el propio Pedro Sánchez, que ha mostrado su intención de «tender la mano» a las candidaturas de Susana Díaz y Patxi López para que se «integren» en la Ejecutiva del partido.

Sánchez destaca la ‘respuesta masiva’ que está recibiendo de la militancia

El candidato ha realizado un balance «muy positivo» de esta campaña. Aunque no ha querido admitir de forma explícita que está seguro de ganar, ha señalado que lo que se ha visto en los últimos meses es una «respuesta masiva» de los afiliados a su proyecto, y también de muchos progresistas que, sin ser militantes del PSOE, saben que se está jugando en este proceso el «futuro de la izquierda». Ha advertido además de que su proyecto es el del «PSOE de la militancia y no el PSOE de los notables», que fue «importante en el siglo XX» pero no es lo que ahora se necesita.

Para que nada enturbie el resultado del domingo y prevenir sus temores de «pucherazo», el equipo de Sánchez ha organizado un auténtico «ejército de interventores» en todas las agrupaciones. Intentarán cubrir de esta manera los 2.907 centros de votación de las agrupaciones nacionales, a las que se suman seis en Europa y once en América. Especial cuidado habrá con las más pequeñas y dispersas, donde al ‘sanchismo’ le preocupa especialmente la custodia de las urnas al final de las votaciones.

La moral de victoria de la candidatura del ex secretario general contrasta con el nerviosismo que crece en la de Susana Díaz. Precisamente los ‘pinchazos’ de público en actos como el celebrado este miércoles por la candidata en Valladolid son la causa de errores como el de la presentación de su programa, según los sanchistas.

Tras acudir este viernes a Jerez y Sevilla, Pedro Sánchez cerrará su campaña el viernes a las 22 horas en el parque Berlín de Madrid. Por su parte, Susana Díaz no ha confirmado aún el lugar de la capital donde despedirá la campaña tras el mitin de Sevilla, en el que se espera la presencia de Alfonso Guerra.