Pedro Sánchez se convirtió ayer en secretario general del PSOE tras batir de forma contundente en las elecciones primarias a Susana Díaz, que contaba con el respaldo de todo el aparato del partido y los históricos líderes socialistas. Sánchez, desbancado de la Secretaría General el pasado 1 de octubre, ha tenido un contundente respaldo de la mayoría, cosechando muchos más votos que avales. En los siguientes gráficos se observa la contundencia de su victoria. En el primero, los resultados globales. En el segundo, por territorios, y en la última tabla, los detalles por Comunidades Autónomas presentados junto al censo de votantes.