El grupo parlamentario Ciudadanos ha presentado este martes una pregunta a la Mesa del Congreso de los Diputados sobre la «concurrencia de posibles ilícitos penales por parte de personas que se dedican a la pseudociencia». La pregunta viene a raíz del programa de televisión En el punto de mira, emitido el pasado lunes, en el que médicos y curanderos aseguran poder acabar con el cáncer «con el poder de la mente».

En el programa, una redactora de incógnito finge sufrir un cáncer de mama y acude a una consulta para comenzar un tratamiento «alternativo». En ella, los «profesionales» aseguran que el tumor puede estar provocado por la «pérdida de una mascota» y que desaparecerá sin tratamiento médico. Incluso, la persona que atiende a la redactora llega a indicar en su diagnóstico que el cáncer, al estar en la mama derecha, está causado por «un conflicto de pareja, pero resuelto» e insiste en que se curará sólo.

Ciudadanos ya trasladó este asunto a la ministra de Sanidad en Pleno

Francisco Igea, portavoz de Sanidad de Ciudadanos y autor del escrito presentado en el Congreso, asegura que esta práctica mostrada en televisión puede no sólo infringir la ley sino desembocar en «consecuencias fatales» para las personas que se sometieron al tratamiento propuesto por los «profesionales» que protagonizan dicho programa, que se presentan como titulados en distintas ramas sanitarias y basan su actividad en la “nueva medicina germánica” o en la “bioneuroemoción”.

Igea, médico de profesión, se ha mostrado indignado con la actuación de estos colegiados y critica que, emitiéndose públicamente, no se persiga. «Es como si en televisión aparece alguien robando un banco y nadie va a detenerle», compara. El portavoz, que califica este caso como algo «muy grave» en el que «está en juego la salud de las personas», pretende con su pregunta a la Mesa del Congreso que la Fiscalía actúe y depure responsabilidades penales de las personas que se dedican a esta actividad.

Ciudadanos lleva varios meses siguiendo de cerca este tipo de casos. El pasado mes de septiembre, el grupo parlamentario ya registró una Proposición no de Ley relativa a la mejora de la protección de los pacientes afectados por la pseudociencia para su debate en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales, que esperan se lleve a cabo cuanto antes. Hace apenas unas semanas, el propio Igea trasladó a la ministra de Sanidad esta cuestión en el Pleno. Como respuesta, Dolors Montserrat animó a que los pacientes que han sufrido este tipo de prácticas lo denuncien.

Para el portavoz de Ciudadanos, esta reacción no fue contundente y espera que en adelante «tome cartas en el asunto». De lo contrario, intentarán por todas las vías «un cambio de normativa». «Somos un partido liberal y entendemos que cada uno puede buscar la felicidad de distintas formas, pero no se puede poner en juego la salud de las personas. Estas respuestas son intolerables».