Después de las primeras tomas de contacto del nuevo secretario general con la dirección socialista, cuya reunión ha tenido lugar este viernes en dependencias del Congreso, el equipo de Pedro Sánchez se intalará oficialmente en Ferraz el próximo lunes para preparar el congreso socialista. La gestora, que ha estado al frente del partido desde la dimisión de Sánchez, ya se ha puesto a disposición del nuevo secretario general.

Sánchez, ya se reunió ayer con el dimitido portavoz, Antonio Hernando, al que pidió que siga en la dirección del grupo hasta el 39 Congreso Federal de junio. El encuentro cara a cara entre Sánchez y Hernando se produjo en la sede de Ferraz ocho meses después de la ruptura de relaciones entre ambos.

Según fuentes cercanas al ex portavoz, Sánchez le convocó para «repasar la actividad parlamentaria» del grupo socialista y le pidió que continúe tres semanas más en la dirección del grupo para «ayudar al portavoz interino», José Luis Ábalos, lo que Hernando aceptó.

El recién reelegido líder del PSOE quiere que se produzca un «traspaso eficaz de información» del que ha sido portavoz parlamentario del PSOE los últimos tres años al recién nombrado portavoz provisional, según las fuentes.

Hernando, que comunicó su dimisión al presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, nada más conocerse el pasado domingo que Sánchez había ganado las primarias, ha mostrado «como siempre su disposición a colaborar con el secretario general y con la dirección del partido».

El Grupo Socialista ha comunicado ya a la Mesa del Congreso la designación de José Luis Abalos como portavoz del Grupo. Asimismo se ha comunicado que Antonio Hernando se mantendrá como miembro de la dirección del grupo hasta el Congreso Federal