La secuencia se escribe en apenas 24 horas y con el eco de la pitada al himno nacional durante la final de la Copa del Rey del pasado sábado entre Barcelona y Alavés aún resonando.  Ayer por la noche el eurodiputado del PP, Carlos Iturgaiz, incendió las redes sociales tras afirmar que en su derecho a ejercer su libertad de expresión calificaba de “hijos de puta” a todos los que pitaron el himno. Esta mañana el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso consideraba “indignante” que se ofenda de ese modo a “los símbolos de todos”. Alonso ha reprobado a su compañero de filas el término empleado y ha pedido «a todos educación, no podemos perder la cortesía». Lo hacía casi a la misma hora en la que en Vitoria, sus compañeros de partido apoyaban una iniciativa presentada por EH Bildu para impulsar “La Copa Euskal Herria” de fútbol en la que además de equipos vascos participan formaciones de Navarra y el país vasco francés.

La propuesta plantea que la televisión pública vasca se comprometa a incluir en sus contenidos informativos referencias a esta copa Euskal Herria y a que además destine recursos para retransmitir las finales, tanto la masculina como la femenina que se celebren este año y previstas para el 27 de agosto en Elgoibar (Guipúzcoa). La citada competición se celebra en su versión femenina desde hace seis ediciones, si bien este año se ha optado a incluir también la versión masculina. En él han participado en los últimos años los equipos femeninos de la Real y el Athletic. En esta edición lo hacen además de la localidad de Oiartzun, además el equipo de Le Genet (Anglet) y el Mulier de Navarra.

Navarra y País Vasco francés

La justificación para solicitar el respaldo de la televisión pública pasa por subrayar, en palabras de EH Bildu, que este año “hay cinco equipos vascos en primera división”, en referencia a las cuatro formaciones de la Comunidad Autónoma Vasca –Athletic, Real, Eibar y Alavés- y a Osasuna.

La propuesta ha salido adelante por unanimidad, incluido el apoyo del Partido Popular que ha considerado que impulsar la “Copa de Euskal Herria” es un paso positivo “en el deporte en general “y el femenino en particular”. El portavoz popular, Carmelo Barrio no ha cuestionado no las manifestaciones de EH Bildu, incluyendo a Osasuna entre las formaciones vascas, ni la denominación de la copa bajo el concepto Euskal Herria, término que en otras ocasiones sí ha rechazado de modo expreso, y que prevé la participación de equipos de Navarra y del País vasco francés.

Todas las formaciones políticas han respaldado la iniciativa subrayando el impulso que para el deporte femenino representaría que la televisión pública vasca retransmitiera el evento e informara sobre su desarrollo. Podemos ha sido el único partido que se ha mostrado crítico con el planteamiento ya que ha cuestionado que sea cuando se plantea ampliar la Copa de Euskal Herria a equipos masculinos cuando se contemple instar a ETB que retransmita y apoye la competición.