La estrategia desarrollada desde hace años por el ex tesorero del PP Luis Bárcenas de implicar a su «archienemiga», María Dolores de Cospedal, en el caso de la financiación ilegal del PP y de los sobres en «b» ha vuelto a pinchar en hueso. Y es que el juzgado de primera instancia e instrucción número 3 de Toledo ha archivado el caso sobre la supuesta adjudicación irregular de un contrato de recogida de basuras del ayuntamiento de Toledo a cambio, supuestamente, de una comisión de 200.000 euros al PP de Castilla-La Mancha, siendo ella ya líder regional del partido.

El propio Bárcenas dijo haber entregado esa cantidad al entonces gerente regional, Jose Ángel Cañas. Existe, de hecho, un «recibí», pero el juzgado toledano lo desvincula de dicho contrato de basuras como producto de una comisión ilegal.

Bárcenas ya fue condenado a pagar 50.000  euros a Cospedal por «vulnerar su honor»

En el auto de sobreseimiento se concluye que «es innegable que no consta que se emitiera instrucción u orden alguna desde los integrantes de la corporación municipal, ya escrita ya verbal, para que algún funcionario o empleado del ayuntamiento procediera a ejecutar el tan mencionado protocolo», en alusión al contrato que se supone que esta en el origen de una presunta «mordida».

En cuanto a la comisión de un delito de cohecho por parte de Ángel Cañas, también se acuerda el sobreseimiento, por entender que no se ha acreditado entrega alguna de dinero vinculada al cuestionado contrato de basuras. Asimismo descarta el delito de financiación ilegal del PP, independientemente del «recibí» que consta en las actuaciones, porque este es un delito que no se incorporó en el Código Penal hasta 2015,  mucho después de los hechos analizados, que se remontan a 2007.

El pasado año, el Tribunal Supremo condenó, ya en firme, a Bárcenas a pagar 50.000 euros a la hoy ministra de Defensa y secretaria general del PP por vulnerar su honor al vincularla con los famosos papeles y apuntes contables del ex tesorero.