La familia de Ignacio Echeverría, el español desaparecido en Londres tras el atentado terrorista del pasado sábado, ha confirmado su muerte este miércoles. «Ignacio no sobrevivió al momento del atentado. Gracias a todos los que le quisisteis y cuidasteis. Sabemos que no somos los únicos tristes. Queremos ver y estar con el cuerpo de Ignacio. Parece que hasta el viernes como pronto no podemos estar con su cuerpo. Querríamos que el gobierno británico nos permita estar con él… Gracias al personal administrativo y político español por su ayuda en hacer esto posible», ha escrito su hermana Ana en Facebook.

La identificación se ha realizado finalmente a través de tests de ADN, después de que las huellas solicitadas a la familia no arrojaran resultados concluyentes. La muerte de Echeverría, por tanto, eleva el número de víctimas del atentado de Londres a ocho.

El ministro del Interior español, Juan Ignacio Zoido, también ha confirmado el fallecimiento en su cuenta de Twitter: «El heroísmo de Ignacio Echeverría debe guiarnos ante la sinrazón del terrorismo. Descanse en paz».

Dos días después del atentado, la familia había viajado a la capital del Reino Unido. El vuelo en el que viajaban inicialmente se suspendió y Moncloa medió para que les hicieran hueco en el siguiente vuelo de Iberia. “El Gobierno español nos ha dado toda la atención posible y las autoridades inglesas también, supongo que presionadas por las españolas”, ha señalado su padre, Joaquín Echeverría. Ante la falta de información, la familia ha expresado su malestar y acusado a la primera ministra británica Theresa May de causarles “una agonía innecesaria”, según El Confidencial.

La familia había explicado que, en el momento del atentado, Ignacio regresaba de patinar en un parque con sus amigos cuando vieron como un hombre apuñalaba a una mujer en el entorno de Borough Market, junto al London Bridge. En ese momento, Ignacio se paró para socorrer a la mujer que estaba siendo apuñalada y se enzarzó con el agresor.

La última vez que los amigos le vieron, Ignacio estaba tendido en la acera. Desde entonces, ni la familia ni sus amigos habían tenido noticias, pese a que se habían puesto en contacto con el consulado español, la policía británica, los hospitales de la zona y HSBC (la empresa en la que trabajaba el desaparecido). Según explicó la familia, Ignacio iba probablemente indocumentado, dado que regresaba de hacer deporte y no debía llevar su carné de identidad consigo.

Una hermana del desaparecido, residente también en Londres, había intentado visitar los hospitales donde se está atendiendo a los heridos en el atentado para tratar de encontrarle pero, según explican los familiares, las instalaciones han sido acordonadas y no lo había conseguido. Posteriormente, el padre de Ignacio agregó que no había «ninguna novedad» y aseguró que «tras las identificaciones que se han realizado» era «tremendamente pesimista». «A estas alturas lo lógico es que se le hubiera identificado y parece que no hay ningún herido que pueda ser él», añadió.

Retraso en la identificación

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, había expresado este miércoles «cierta perplejidad» por el hecho de que «más de tres días después» del atentado de Londres «no haya podido confirmarse cuál es la situación» de Ignacio Echeverría, español de 39 años desaparecido desde entonces.

«Realmente es difícil poder comprender este retraso», ha dicho en rueda de prensa en Moscú, donde se ha reunido su homólogo ruso Sergei Lavrov. Desde allí ha tratado de apremiar a las autoridades británicas recalcando que la familia vive una «situación de zozobra» y casi «inhumana». El martes por la tarde el hermano de Ignacio, Joaquín Echeverría, dijo en su cuenta de Facebook que las autoridades británicas les han pedido 24 o 48 horas más.

«Podemos respetar cualesquiera protocolos que deban ser puestos en práctica, pero hay que tener en cuenta la situación en la que vive la familia, que también son víctimas, una situación que no está lejos de poder ser calificada como inhumana», ha advertido el jefe de la Diplomacia.

Terroristas

El lunes, la policía británica puso nombre a dos de los terroristas responsables de los atentados cometidos el pasado sábado por la noche en Londres y que acabaron con la vida de al menos siete personas. Se trata de Khuram Shazad Butt, de 27 años, de nacionalidad británica y nacido en Pakistán; y de Rachid Redouane, de 30 años, que ha utilizado identidades de origen libio y marroquí. Otro de los atacantes abatidos permanece aún sin ser identificado.