La policía británica ha puesto nombre a dos de los terroristas responsables de los atentados cometidos el pasado sábado por la noche en Londres y que acabaron con la vida de al menos siete personas. Se trata de Khuram Shazad Butt, de 27 años, de nacionalidad británica y nacido en Pakistán; y de Rachid Redouane, de 30 años, que ha utilizado identidades de origen libio y marroquí. Otro de los atacantes abatidos permanece aún sin ser identificado.

En el comunicado hecho público este lunes por las autoridades británicas se detalla que la «identificación formal» todavía tiene que producirse, aunque los investigadores están convencidos de que éstas son las identidades de los dos terroristas residentes en Barking, en el este de Londres.

Khuram Butt fue identificado por la Policía como seguidor del grupo islamista Al-Muhajiroun y había participado el mes pasado en una acción en el este de Londres destinada a desincentivar la participación en las elecciones generales que se celebrarán este jueves en el Reino Unido. Butt, durante el ataque, vestía una camiseta del Arsenal, club de fútbol del que era seguidor.

Butt, además, no era un desconocido ni para los servicios de información ni para la prensa. En un documental realizado el año pasado por Channel 4, titulado Los yihadistas de la puerta de al lado, el terrorista aparecía predicando las virtudes de la guerra santa. También había sido grabado en un altercado con la policía tras desplegar una bandera del Estado Islámico en el parque Regent’s de Londres.

Butt aparecía en el documental de Channel 4 titulado Los yihadistas de la puerta de al lado 

Las fuerzas antiterroristas tenían información sobre el atacante, que se había autoradicalizado a través de vídeos extremistas alojados en Youtube. La policía británica llegó a ser advertida, hace dos años, de que Khuram Butt había ofrecido en parques de la capital sermones radicales frente a niños, a los que convencía con dinero y caramelos para que le escucharan.

Butt es el tercer terrorista identificado por los servicios secretos que finalmente ha cometido atentados, tal y como ha sucedido este mismo año con los que perpetraron las matanzas en el Manchester Arena y en el puente de Westminster de Londres.

La policía está rastreando varios edificios del este de Londres, en concreto un domicilio en Ilford. Ayer dejó en libertad a una docena de sospechosos detenidos en la misma zona de la capital británica, en concreto en Newham y en Barking, según informa la BBC.