Desde juristas a periodistas, pasando por políticos, todos, por supuesto, de reconocido prestigio. Éste será el corpus de la comisión de verificación internacional del referéndum de independencia convocado, oficiosamente, por el Gobierno catalán para el próximo 1 de octubre. Así lo ha explicado el conseller de Exteriores, Raül Romeva, quien no ha querido dar más detalles de cómo se dará cumplimiento a la segunda de las comisiones exigidas por la CUP para la preparación de la consulta independentista.

Romeva ha reconocido además, en declaraciones a Catalunya Ràdio, que el Registro de catalanes en el exterior creado recientemente por la Generalitat con el argumento de ofrecer nuevos servicios a estos ciudadanos servirá como censo electoral de los catalanes en el exterior durante la celebración del referéndum.

De hecho, el vicepresidente catalán, Oriol Junqueras, ya confirmó el pasado domingo la creación de la»comisión de observación internacional que velará por las garantías democráticas» del referéndum. «También garantías sobre el censo», añadió Junqueras siguiendo la política de dosificación de la información que sigue la Generalitat, oficialmente para evitar actuaciones de la Fiscalía para frenar el proceso independentista, aunque muchos observadores señalan ese goteo de informaciones como parte de la estrategia soberanista para mantener la tensión, y por tanto, la movilización de los independentistas durante los próximos meses, hasta la celebración, en teoría, de la consulta.

Romeva ha añadido hoy un punto más en ese goteo informativo. El titular de Exteriores y Relaciones Institucionales ha apuntado la composición de esa comisión, que la CUP reclama desde el inicio del proceso independentista, aunque ha asegurado que «estamos abiertos a que venga todo el que quiera» a verificar las condiciones de celebración del referéndum. Un grupo «plural» en el que Romeva incluye a juristas, político e, incluso, «periodistas, para garantizar que el relato se hace con todas las garantías».

Sortu y Sinn Fein

Los anticapitalistas de la CUP han insistido, durante el último año, en la creación de dos comisiones de control del procés, la Comisión de seguimiento del referéndum, en la que trabajan partidos políticos y entidades soberanistas para apoyar y fiscalizar los avances del Govern en la preparación de la consulta, y la Comisión de verificación internacional. De los componentes de esta última dio pistas la conferencia organizada por la CUP el pasado abril para «internacionalizar» el proceso soberanista, con la participación de representantes de Sortu, Sinn Féin y Die Linke.

En esa conferencia participaron una quincena de representantes de organizaciones políticas internacionales, además de representantes de otros partidos. Algunos conferenciantes serán el marroquí Mouran Skr (Vía Democràtica); el escocés Jonathon Sahfi (Rise); el inglés Sam Weinstein (Momentum); la islandesa Fanny Pórsdóttir (Pirate Party); el polaco Jakub Sypiansky (Razem); el portugués Luís Fazenda (Bloco de Esquerda); el griego Antonios Draganigos (Antarsya); la alemana Judith Benda (Die Linke) y el irlandés Conor Murphy (Sinn Féin), entre otros. También acudieron Miren Zabaleta (Sortu); André Abal (BNG) y Néstor Salvador (SAT). Todos ellos fueron recibidos previamente por Romeva en el Palau de la Generalitat.