La próxima vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, afronta con ilusión la nueva etapa del PSOE y espera que lo sucedido en el partido durante los últimos meses no se vuelva a repetir. No espera disculpas, sino «propósito de enmiendas, que esto no vuelva a pasar». Y con esto también se refiere a los padres fundadores del PSOE, que mostraron su apoyo a la candidatura de Susana Díaz a las primarias y, a juicio de Lastra, «debieron mantenerse al margen».

En una entrevista concedida a Espejo Público, la nueva número dos del PSOE ha puesto en valor el papel de los históricos del partido y ha reconocido que el apoyo a la presidenta de la Junta de Andalucía todavía sigue doliendo a los sanchistas: «Es cuando te enfadas con papá, que les sigues queriendo y respetando pero estás un poco enfadado», ha explicado.

A pocas horas del 39 Congreso del PSOE, Lastra ha aplaudido la integración del susanista Fernández Vara y Patxi López, a quien considera un referente pero, ha asegurado, «se ha equivocado presentando su propia candidatura». Lastra, que apuntaba como portavoz parlamentaria, ha evitado confirmar qué nombre ocupará finalmente ese puesto, aunque ha descartado que sea José Luis Ábalos, ya que su nombramiento como secretario de Organización del partido no es compatible con la portavocía.

La número dos del PSOE no será quien ocupe ese cargo pero ha querido incidir en que «nadie del partido la ha vetado» y, de haber sido ella la elegida, «nadie lo habría impedido».