El ministro de Defensa ruso ha avanzado este viernes que podrían haber matado al líder de la organización terrorista Estado Islámico, Abu Al Baghdadi, en un bombardeo a finales del mes de mayo cerca de la ciudad siria de Raqqa.

«Según la información que se está verificando a través de diversos canales, en la reunión estaba presente el líder de Estado Islámico, Abu Bakr al Baghdadi, quien habría muerto en el ataque», ha asegurado en un comunicado el Ministerio de Defensa ruso, según informan las agencias Tass y Sputnik.

El ataque aéreo de los cazas rusos tuvo lugar el 28 de mayo y fue dirigido contra una reunión del denominado Consejo Militar de Estado Islámico, en la que se cree que podría estar presente Abú Bakr al Baghdadi, máximo responsable de Estado Islámico y autoproclamado califa.

El bombardeo acabó con la vida de decenas de altos mandos de Estado Islámico, entre los que se encontraría el propio Al Baghdadi, según las estimaciones del departamento que dirige Sergei Shoigu, además de centenares de milicianos.