Podem ha hecho un llamamiento a participar «activamente» en el referéndum de independencia previsto por el Govern para el 1 de octubre como una movilización «social y políticamente legítima», porque «no se puede ser neutral» y para denunciar el «inmovilismo» y el «autoritarismo» del Gobierno del PP.

El Consejo Ciudadano de Podem Catalunya, máximo órgano de decisión de la formación, ratificó ayer por unanimidad participar «activamente» en el referéndum del 1-O, pese a no compartir el «formato» del referéndum que ha previsto el ejecutivo catalán, porque «no se puede ser neutral» ni «equidistante», «ni dar la espalda» a la reivindicación de los catalanes.

«Todo y el desacuerdo en las formas, contenido, contradicciones y falta de garantías jurídicas y reconocimiento internacional, Podem hace un llamamiento al espíritu del 15M para fomentar la participación y votación» el 1 de octubre, reza el documento de ocho puntos aprobado ayer por unanimidad, en el que la formación morada define su posicionamiento ante el referendo.

En el manifiesto aprobado ayer, Podem dice ser consciente de la «instrumentalización» del referéndum por parte del ejecutivo catalán, pero señala que el partido, como «fuerza de ruptura democrática», no dará «la espalda» a la ciudadanía.

En una velada crítica a los comunes, que mañana votarán su posicionamiento frente al 1-O, y sin citarlos explícitamente, el secretario general de Podem, Albano Dante Fachin, ha defendido en rueda de prensa que «las fuerzas progresistas no pueden permanecer neutrales» ante el referéndum.

Además, según consta en el documento y como ha explicado Fachin, el partido morado hará campaña «llamando al debate y participación el 1 de octubre», si bien no pedirán el voto para ninguna de las opciones,’sí’ o no ‘no’a la independencia.

Fachin ha opinado que una «participación masiva» el 1 de octubre supone un «mensaje político» para el Gobierno del PP que pondría en evidencia su «inmovilismo» pero, paralelamente, ha advertido al Govern de Carles Puigdemont que «difícilmente se puede declarar una independencia efectiva si no la reconoce el Estado».

No hay que criminalizar esa movilización política, pero yo, si fuera catalán, no participaría en ese referéndum», dice Iglesias

La dirección estatal de Podemos y su secretario general, Pablo Iglesias, sin embargo, han marcado distancias hoy con Podem Catalunya. «No hay que criminalizar esa movilización política, pero yo, si fuera catalán, no participaría en ese referéndum», ha dicho Iglesias en Cádiz, donde se desarrolla la Universidad de Verano de Podemos.

El secretario general de la formación morada ha expresado su respeto por la decisión de los órganos autonómicos del partido, pero ha sido muy claro al afirmar que la postura de la dirección estatal coincide con la de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el coordinador general de Cataluña en Comù, Xavier Domènech.

«El 1 de octubre puede ser una movilización legítima, pero eso no es un ejercicio del derecho a decidir mediante un referéndum con garantías y eficacia jurídica», ha subrayado Iglesias, mostrando así su desacuerdo con la decisión de Podem Catalunya y de su líder, Albano Dante-Fachín, que ha llamado a participar «activamente» en la consulta del 1-O, pese a no compartir el «formato».

En la misma línea que Iglesias, el secretario de Organización del partido morado, Pablo Echenique, ha dicho en TVE que, «si fuera catalán», tampoco participaría en ese referéndum, «porque es una consulta sin garantías que no sirve para ejercer el derecho a decidir».

Podemos sigue defendiendo un referéndum pactado con el Gobierno central, con garantías y reconocimiento internacional y no comparte la «hoja de ruta» de la Generalitat, al igual que Catalunya en Comù, la formación de Colau y Domènech, cuya dirección se reunirá mañana para debatir su posicionamiento respecto al referéndum.

Iglesias ha añadido que, si Podemos participara en un «referéndum con garantías», no lo haría a favor de la independencia, sino que apostaría por el reconocimiento de Cataluña como nación «con un encaje constitucional distinto en un proyecto colectivo», y se ha mostrado convencido de que esa sería la opción mayoritaria.