El hasta hoy número dos del Departamento de Cultura de la Generalitat, Xavier Gibert, un alto cargo de la administración catalana desde el año 2010, ha cesado hoy como secretario general de la Conselleria, tras haber sido nombrado para este puesto el pasado día 11 de julio. El conseller de Presidencia, Jordi Turull, no ha querido aclarar si se trata de una renuncia voluntaria o de un cese, como se apunta en fuentes gubernamentales, decidido por el nuevo titular de Cultura, Lluís Puig, y se ha limitado a reivindicar el «derecho del conceller a conformar su equipo».

Turull ha anunciado, tras la reunión del Consell Executiu, que el Govern ha nombrado para el cargo que deja Gibert a Maria Dolors Portús, nacida en Torelló (Barcelona) en 1951 y licenciada en Geografía e Historia por la Universidad Autónoma de Barcelona.

Cuando faltan nueve semanas para el 1 de octubre, fecha en la que el Govern pretende celebrar el referéndum sobre la independencia de Cataluña, la dimisión de Gibert se suma a la veintena de cambios registrados en la administración catalana en los últimos tres meses, entre los que destacan la salida del gobierno de cuatro consejeros, el responsable político de los Mossos d’Esquadra  y los dos principales cargos de Educación.

Secretario general de Interior con Felip Puig, Gibert fue nombrado en enero de 2013 secretario general de Empresa y Ocupación cuando Puig pasó a dirigir esta conselleria y estuvo en el cargo hasta enero de 2016. Al asumir el pasado día 3 de julio Empresa y Ocupación el exconseller de Cultura Santi Vila, Gibert llegó a Cultura como secretario general con Lluís Puig al frente del Departamento, aunque la confianza entre ambos veteranos de la administración catalana se ha roto en apenas tres semanas.

Dentro de la administración catalana, Xavier Gibert también ha pasado por el departamento de Territorio y Sostenibilidad y por el Institut Català de la Salut (ICS).

Con su cese ya son ocho los cargos públicos que han dejado su puesto en lo que va de mes: Los consejeros Baiget (Empresa), Neus Munté (Presidencia), Meritxell Ruiz (Enseñanza) y Jordi Jané (Interior) han dejado el ejecutivo con un “paso al lado”, según palabras de Puigdemont.

También lo han dejado el secretario de gobierno Joan Vidal de Ciurana, el director de los Mossos de Esquadra Albert Batlle, el director del servicio de emergencias Frederic Aran, la secretaria general de Educación Maria Jesús Mier y el secretario de Políticas Educativas de este departamento Antoni Llobet.