Doce de las 56 personas heridas esta mañana en el accidente del tren de Rodalies en la Estación de Francia de Barcelona siguen hospitalizadas, tres de ellas en estado grave, mientras que 44 ya han sido dadas de alta.

El departamento de Salud de la Generalitat ha elevado la cifra de heridos graves de uno a tres después de «revalorar el estado de salud de dos de ellos en las últimas horas», según un comunicado, donde señala que «no se teme por la vida» de ninguno de ellos, informa Efe.

Cuatro de los doce heridos están en el Hospital de Sant Pau, dos en el Hospital del Mar, dos en el Hospital Clínic, uno en Vall d’Hebron, uno en la Clínica Creu Blanca, y dos más en el CUAP (Centro de Urgencias de Atención Primaria) del Hospital Sagrat Cor.

El accidente ha ocurrido sobre las 07:15 horas de la mañana cuando el convoy, de la línea R2 de Rodalies, procedente de la estación de Sant Vicenç de Calders, en El Vendrell (Tarragona), ha chocado con el final de vía en la Estación de Francia, con 70 pasajeros a bordo.

El titular del juzgado de instrucción número 11 de Barcelona ha abierto una investigación sobre el accidente, cuyas causas investigan los Mossos d’Esquadra.

Ambulancias del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) han desplazado a los heridos a los hospitales barceloneses de Sant Pau, Clínic, del Mar y Sagrat Cor, han informado a Europa Press fuentes del servicio. Los Mossos, Adif y Renfe ya están realizando una investigación para conocer las causas del accidente. Por su parte, el conseller de interior Joaquim Forn ha asegurado que ya han evacuado a todos los heridos y que el conductor, en estado de shock, no está grave.

Los equipos de emergencia atienden a varios heridos tras el accidente de tren de Barcelona.

Los equipos de emergencia atienden a varios heridos tras el accidente de tren de Barcelona. Efe

El hecho ha ocurrido a las 7.15 horas, cuando al llegar a la estación no ha conseguido frenar y ha impactado contra el final del tramo de la vía 11. La mayoría de los pasajeros heridos han sido atendidos a pie de andén por los servicios de emergencias, y en los casos más graves han sido trasladados a centros hospitalarios por ambulancias medicalizadas. Según testigos presenciales, el accidente no ha llegado a interrumpir el movimiento de trenes en el resto de las vías, aunque los andenes colindantes al tren afectado han quedado cerrados con cintas de seguridad.

A través de su cuenta de Twitter, Emergencias de Cataluña ha asegurado que al lugar se han desplazado seis ambulancias, nueve patrullas de Mossos d’Esquadra, 11 vehículos de los Bomberos de Barcelona y varias unidades de la Guardia Urbana.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, se ha desplazado a Barcelona con motivo del accidente. Según han informado desde Protección Civil de la Generalitat, ha activado la alerta el Plan de emergencias en transporte de viajeros por ferrocarril (Ferrocat).

En una atención a los periodistas desde el lugar del accidente, el conseller de Territorio de la Generalitat, Josep Rull, ha detallado que al llegar a la estación el tren ha descarrilado finalmente «fruto del choque» después de no haberse parado a tiempo. «Si hubiese entrado a plena velocidad hubiésemos tenido un accidente de consecuencias imprevisibles», ha valorado Rull, en una atención a los medios acompañado del conseller de Interior de la Generalitat, Joaquim Forn.

Rull ha querido ser «extremadamente prudente» a la hora de valorar el siniestro y ha considerado que ahora deben ser Renfe, Adif, los Bombers de la Generalitat y los Mossos d’Esquadra quienes deben analizar las causas de lo ocurrido.

Puigdemont, Colau y Rajoy

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, han acudido a la estación de Francia de Barcelona tras el accidente de un tren de Rodalies que ha dejado a una cincuentena de personas heridas.

A través de su cuenta de Twitter, el presidente catalán ha afirmado: «Todo mi apoyo a los heridos en este accidente y a los equipos de emergencias que intervienen. En contacto permanente con el conseller Josep Rull». Además, ha agradecido, a través de su cuenta de Twitter que el presidente de Gobierno le ha llamado para interesarse por el accidente ocurrido esta mañana.

 

Y el propio Mario Rajoy, minutos más tarde, ha expresado su preocupación por el accidente y ha asegurado estar al tanto de todo lo que ocurre en relación al mismo.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha asegurado este viernes en su cuenta de Twitter: «Un abrazo a todos los heridos, a los que deseamos una recuperación rápida». Asimismo, Millo ha trasladado su apoyo a los heridos y a los equipos de emergencia en un comentario en su Twitter, explicando que hace seguimiento del suceso desde la estación.