Agosto arranca con Madrid abrasado de calor, con más turistas que nunca, con las calles vacías de vecinos y con una pelea interna monumental en Ahora Madrid, la coalición que gobierna el ayuntamiento capitalino desde mayo de 2015. De momento, el rifirrafe se reduce a la Mesa de Coordinación, donde hace un mes (el 4 de julio) tuvo lugar una fuerte discusión que no ha trascendido entre representantes de Podemos en la capital, por un lado, y el resto de corrientes por otro. La disputa gravitó en torno al contenido de la asamblea que tendrá lugar en teoría a principios de octubre. Y de fondo perduran los ecos de la sanción a siete concejales madrileños por no donar parte de su sueldo a Podemos.

El ambiente está caldeado en los grupos de telegram. Todos los movimientos de Ahora Madrid que no son Podemos acusan a este partido de «descafeinar» el próximo congreso, que en la jerga de la coalición se denomina plenario. Así lo recoge el último comunicado de Ganemos, una de las patas que sostienen Ahora Madrid: «como ya viene siendo habitual, desde Podemos se intentó descafeinar el plenario, presentando una propuesta que perdía contenido y profundidad en las discusiones», denuncia esta corriente, cuya opinión comparten Equo, Movimiento 129 (escisión de Ganemos), IU, Anticapitalistas…

Las corrientes acusan a Podemos de querer «descafeinar» el congreso de otoño

Podemos Madrid lleva un mes abogando por una suerte de «acto mediático», sigue el comunicado; «un acto de precampaña para el 2019, basado en los logros de Ahora Madrid pero carente de discusiones pendientes». Dicho cónclave, del que se viene hablando desde mayo y que está previsto para el 7 y 8 de octubre, es la causa del conflicto. Las actas del 4 de julio así lo reflejan: «Se abre un debate que básicamente cuestiona el enfoque que se propone desde Podemos de que el evento sólo sea un acto comunicativo de rendición de cuentas del equipo de gobierno con el objetivo de visibilizar los logros que hemos realizado».

En definitiva, todas las ramas de Ahora Madrid excepto Podemos quieren que el plenario sea algo más que un acto de masas. «Discrepamos de Podemos en su intención de limitar el plenario a un mero acto de aclamación y aplausos generales», declara a este medio de manera contundente el delegado de Economía, Carlos Sánchez Mato (IU). «Es imprescindible realizar balance crítico con la aspiración de hacer una segunda parte de la legislatura más enfocada a los ejes programáticos que todavía no han sido resueltos», añade el concejal.

Discrepamos de Podemos de limitar el plenario a un acto de aplausos», critica Sánchez Mato

Varios de los cuadros de Ahora Madrid consultados no esconden su enfado con Podemos, que en Madrid está controlado por afines al secretario general Pablo Iglesias. Y exigen la creación de una Mesa Política que fiscalice en cierto modo la labor de los ediles. «No ha existido ningún signo de coordinación efectiva, y eso es lo que reclamamos para el próximo plenario», subraya Raúl Camargo, de la corriente Anticapitalistas, que está tanto en Podemos como en Ahora Madrid y que acusó el pasado lunes a la Corporación local de «pusilánime» tras aprobar la Operación Chamartín..

Diputado de Podemos en la Asamblea de Madrid, Camargo no vive en la capital (reside en Rivas) pero es una de las caras visibles de los anticapis en la Comunidad. «Necesitamos un debate abierto, resaltar los aspectos positivos y hacer un balance de la gestión autocrítico», dice. «En Ahora Madrid no solo se están incumpliendo puntos del programa con el que nos presentamos hace dos años, sino que se están haciendo cosas diametralmente opuestas», deplora Camargo.

Anticapitalistas: «El ayuntamiento no solo incumple el programa. A veces hace lo opuesto»

Las actas del 4 de julio revelan episodios de cierta tensión. «Se producen varias intervenciones señalando dudas sobre si realmente se quiere caminar juntas y sobre si se hacen esfuerzos porque la comisión funcione y cumpla el compromiso que adquirió la Mesa de realizar un plenario», se lee en otro párrafo. «Aunque todo el mundo se reafirma en la apuesta por Ahora Madrid», concede el texto. Varias partes indican que Podemos probablemente transigirá con el plenario, aunque la polémica sigue abierta.

Siempre de acuerdo con las actas, la celebración del plenario peligra. Se habla del Parque Luther King (Vallecas) o Tierno Galván (Arganzuela) como posibles lugares para celebrar este sanedrín, si es que llega a organizarse. «Si no se valida una propuesta de consenso sobre el plenario será difícil hacer lo en octubre», se dice en otro apartado.

Ha habido tensión en la Mesa de Coordinación y rifirrafes en grupos de telegram

Uno de los puntos calientes que se debaten es quién debe participar en la toma de decisiones de la coalición instalada en Cibeles, más allá de las corrientes que crearon en su día Ahora Madrid. «Creemos que la confluencia que llevo a Manuela a la alcaldía es mucho más que la suma de siglas», afirma Sánchez Mato. «Por tanto no podemos limitar la participación de quienes no quisieron militar en su momento en cualquiera de las partes».

«Ahora Madrid es un espacio rico y complejo que se construyó sobre la generosidad y el diálogo, es una hija de la nueva política», contemporiza Demian Bianquetti, del equipo coordinador de Equo en Madrid. «Y el plenario es una oportunidad para el debate interno y la reflexión. Nos gustaría que hubiera tiempo para todo: la proyección externa y  el trabajo bien hecho, pero tambien el debate interno».