El concejal de Ahora Madrid Guillermo Zapata se ha dado de baja de Podemos después de que el partido le haya abierto un expediente por no pagar parte de su sueldo a la organización. El edil -presidente de dos distritos y que dejó el área de Cultura por la polémica de sus tuits sobre víctimas del terrorismo- ha explicado en la red social Facebook los motivos de su renuncia.

«Ayer recibí un mail con una denuncia al comité de garantías de Podemos por el incumplimiento de su carta financiera. Esta mañana me he dado de baja como inscrito en Podemos y por tanto ya no haré lo que había venido haciendo hasta ahora en Podemos desde un punto de vista orgánico: Participar en consultas», ha anunciado.

Zapata asegura que cumple puntualmente con la «carta financiera» de Podemos, a la que se «debe», «entre otras cosas porque firmamos un compromiso por escrito en relación a la misma (En unos días haré las donaciones correspondientes al primer semestre de 2017 como hago cada año antes del verano)».

«Cualquier organización tiene derecho a poner en marcha los mecanismos que considere orgánica y financieramente en relación a lo que considera sus bases, sus cargos, etc. Así que más allá de la cierta pena que me da perder ese vínculo con Podemos, creo que era lo más razonable para no dar lugar a equívocos. Como siempre y cómo hasta ahora, toda la disposición para echar manos en lo que pueda echarlas», asegura.

Podemos también ha abierto un expediente de sanción por el mismo motivo al delegado de Seguridad de Manuela Carmena, Javier Barbero, además de a Rommy Arce, Pablo Soto, Celia Mayer, Pablo Carmona y Montserrat Galcerán, por ser cargos públicos inscritos a la formación y a su Código Ético y carta financiera.

Por su parte, Pablo Iglesias no ha querido pronunciarse sobre el caso. «Las cuestiones de política municipal y autonómica la tienen que responder los responsables de esas instituciones», ha asegurado.

El abandono de Podemos por parte del concejal se produce justo cuando el partido inicia una reorganización de su censo para que los inscritos pasen a ser militantes con carné.