Un sector de Podemos, en concreto el que encarna la corriente denominada Anticapitalistas, ha cargado contra la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y su equipo por el visto bueno municipal a la Operación Chamartín, que llevaba 25 años varada. “No podemos perder de vista que nos encontramos ante un nuevo rescate a la banca en forma de pelotazo urbanístico con suelo público, en este caso hasta un 82 %, cuyo propietario mayoritario es Adif”, reza el comunicado de los Anticapitalistas.

La nota habla de un “equipo de Gobierno acomplejado ante las continuas acusaciones de frenar la inversión y la creación de empleo”. Y tilda la actitud de Cibeles de “pusilánime frente al capital financiero”. Al sector anticapitalista pertenecen, entre otros miembros de Podemos, la concejala de Ahora Madrid díscola Rommy Arce, la portavoz en la Asamblea de Madrid, Lorena Ruiz-Huerta, o el eurodiputado Miguel Urbán.

La relación entre el Ayuntamiento de Madrid desde la llegada de Carmena y el BBVA, principal promotor del proyecto junto con la constructora San José, ha sido más bien complicada. Llegó a romperse durante 2016, cuando el área de Urbanismo rebajó de 17.000 a menos de 5.000 las viviendas que la entidad financiera pactó con la anterior alcaldesa, Ana Botella, días antes que el PP perdiera las elecciones. La situación fue encauzada por la mediación del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

“Expulsar a BBVA”

Finalmente, contará con 11.000 viviendas en lugar de las 17.000 previstas, un 35 % menos. La operación, rebautizada Madrid Nuevo Norte, lleva un cuarto de siglo negociándose.

Con todo, los anticapis de Podemos ven el resultado final “claramente decepcionante, síntoma de una forma de gobernar dispuesta a escuchar más a los poderes financieros que a los movimientos sociales”. Esta corriente cree que el Ayuntamiento tenía que haber apostado por la “rescisión de la concesión” y por “expulsar” a Distrito Castellana Norte (BBVA) de la operación “para llevar a cabo, en último término, una gestión pública del desarrollo que no estuviera subordinada a la especulación inmobiliaria”.

Las críticas contra Ahora Madrid arrecian desde la izquierda, como este artículo de Mario Espinoza en Público -un activista vinculado a candidaturas municipalistas- que habla del “retorno de la burbuja” con Madrid Nuevo Norte. Las críticas y la división entre los 19 ediles de Ahora Madrid no son nuevas. Con todo, los Anticapitalistas han dado un paso más y en su comunicado apelan a la protesta para que Cibeles dé un paso atrás: “La movilización social puede poner freno a esta senda equivocada”.