El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado este viernes que todo está listo para ejecutar una respuesta militar contra Corea del Norte si el régimen liderado por Kim Jong Un, a quien ha pedido que cambie de actitud, persiste en sus amenazas y en su programa de misiles y nuclear. Estas declaraciones llegan después de que China llamara la atención al presidente norteamericano y le pidiera «no jugar con fuego» en la escalada de tensión sobre un posible conflicto nuclear.

«La solución militar está completamente preparada, ‘asegurada y cargada’, en el caso de que Corea del Norte actúe de manera insensata. ¡Espero que Kim Jong Un encuentre otro camino!», ha escrito el presidente norteamericano en su cuenta de Twitter. Trump advirtió el jueves al régimen norcoreano de que si mantiene su actual línea de desafíos, se encontrará con «un fuego y una furia nunca visto hasta ahora en el mundo». El presidente respondió así a quienes han cuestionado la forma y fondo de estas declaraciones para apuntar que «quizás no fueron lo suficientemente duras».

En este sentido, subrayó que el Gobierno de Corea del Norte debería estar «muy, muy nervioso» si emprende alguna medida antiestadounidense, horas después de que el régimen comunista plantease la posibilidad de atacar la isla de Guam este mismo mes. El país asiático corre el riesgo de sufrir algo que «pocas naciones» han vivido hasta ahora, apostilló Trump. El mandatario insistió en la necesidad de hacer frente a un país que ha mantenido sus actuales posiciones «durante demasiado tiempo». «Es momento de que alguien defienda a las personas de este y otros países», añadió el presidente estadounidense, que se siente apoyado «al cien por cien» por las Fuerzas Armadas y por «muchos otros» líderes políticos.

Esta semana ha sido crítica en la relación entre ambos países, y no ha cesado el cruce de declaraciones entre el presidente Trump y el dictador. El desencadenante de los acontecimientos fue la difusión de un informe confidencial de los servicios de Inteligencia que alerta de que el régimen de Kim Jong Un ha desarrollado con éxito cabezas nucleares en miniatura susceptibles de ser incorporadas en los misiles de los que ya dispone. Trump reaccionó esto con amenazas a Corea del Norte, al que instó a no realizar ninguna amenaza más si no quiere encontrarse con un nivel de “fuego” y “furia” inédita en la historia mundial. “Se encontrarán con un fuego y una furia nunca vistos en el mundo”, añadió este martes el presidente norteamericano.