La policía finlandesa investiga como ataque terrorista el apuñalamiento de varias personas el viernes por la tarde en la ciudad de Turku, al suroeste del país. El autor, un joven marroquí de 18 años, fue detenido y está herido en una pierna por la acción de las fuerzas de seguridad. Dos personas murieron y ocho resultaron heridas, según la agencia Reuters.

«Los datos que hemos encontrado esta noche nos llevan a investigar los apuñalamientos de Turku como asesinatos con intención terrorista», afirma un comunicado de la Oficina Nacional de Investigación. Las dos víctimas mortales son de nacionalidad finlandesa y entre los heridos hay dos suecos.

El ataque ha tenido lugar en el mercado de Puutori y las primeras imágenes mostraban a una mujer tumbada en el suelo y cubierta de sangre. Una de las fallecidas sería una mujer que llevaba un bebé en una sillita, de acuerdo con medios locales. La policía busca a otras personas relacionadas con el ataque.

Algunas fuentes decían que se había escuchado el grito de «Alá es grande» pero en finlandés el sonido es similar a «Ten cuidado». En un vídeo de la televisión estatal YLE se puede ver una persona herida y sangrando, rodeada de gente. YLE hablaba de que se habían escuchado también disparos.

 

Este ataque tiene lugar 24 horas después del atentado terrorista de Las Ramblas de Barcelona, que fue seguido por otro intento de ataque en la localidad costera de Cambrils, Tarragona. Los servicios de inteligencia recomendaron, pese a la tranquilidad que reina en el país, elevar el nivel de alerta en junio por haber detectado planes de ataques.

La directora del SITE Group, Rita Katz, subrayaba en su cuenta de Twitter que el Estado Islámico había reclutado a combatientes finlandeses.

La seguridad se ha reforzado en el aeropuerto de Helsinki y en las estaciones de ferrocarril. Un testigo que cita el Daily Mirror, Kent Svensson, explica que estaba sentado en un café cuando escuchó «un grito muy, muy potente de una mujer».

Svensson cuenta: «Vi un chuchllo gigantesco en su mano y lo usó para acuchilllar a la mujer varias veces… Ella cayó al suelo y la gente salió despavorida porque el hombre seguía persiguiendo a los transeúntes con el arma. No sé cómo era él, sólo vi ese cuchillo».

El diario Turun Sanomat confirmó que había varias ambulancias en la escena del ataque y que la policía estaba realizando controles en el transporte público.  Jesse Brown, un testigo, ha relatado a la BBC que vio cómo disparaban al hombre del cuchillo y que los que habían huido hablaban de varios agresores.

Finlandia ha amanecido el sábado con las banderas a media asta en señal de luto. Turku es la tercera ciudad más grande de Finlandia, con 180.000 habitantes, y está a 160 kilómetros de la capital, Helsinki. El suceso ha tenido lugar en una frecuentada zona comercial, a una hora de gran afluencia de público.