Los Mossos d’Esquadra se han personado este domingo 20 de agosto por la tarde en la mezquita de Ripoll dentro de la investigación por los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona) y han sido atendidos por el presidente de la Comunidad Islámica Annour de la localidad, Ali Assid, que regenta el centro de culto.

Fuentes policiales han explicado a Europa Press que los agentes no han realizado un registro, sino «gestiones de investigación» en las dependencias.

La policía catalana investiga la presunta participación de Abdelbaki El Satty, imán de la mezquita, en el proceso de radicalización de los jóvenes que perpetraron los atentados, y del que la organización musulmana se ha desmarcado.