El ex presidente de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Josep-Lluís Carod Rovira, ha aprovechado los atentados yihadistas que dejaron 15 muertos y más de 130 heridos en Barcelona y Cambrils para atacar la labor del Gobierno, al que ha acusado de estar “del todo ausente”, al mismo tiempo que ha celebrado que su espacio lo ocupara la Generalitat, cuya actuación equipara con la de “una Cataluña independiente, viable, útil y mejor”.

En un artículo publicado en el periódico Nació Digital y titulado ‘Se va un Estado, llega otro’, el histórico dirigente nacionalista asegura que “durante ocho horas, las que tardó Rajoy en venir a Cataluña, el Estado español estuvo del todo ausente y su espacio, todo el espacio que corresponde a un Estado, estuvo ocupado por la Generalitat, por primera vez en 37 años de autonomía”.

“Cataluña ha visto y comprobado que, a la hora de la verdad, frente a la emergencia de hacer frente a una adversidad criminal, había un gobierno, una policía y una ciudadanía que estaban donde tenían que estar y a la altura de las circunstancias”, escribe Carod Rovira, que especifica que “estos eran el gobierno, la policía y la ciudadanía de Cataluña, no eran los de España”.

Para cualquier ciudadano de fuera que mirase lo que sucedía, todo era normal’, escribe Carod Rovira

“Aquí y fuera todo el mundo pudo ver a una policía moderna, con uniformes, vehículos y armamento característico”, prosigue Carod Rovira en referencia a los Mossos y su proyección exterior: “Para cualquier ciudadanos de fuera que mirase lo que sucedía todo era normal: el titular de Interior ofrecía una coferencia de prensa dos horas después de la tragedia, acompañado de un policía uniformado, con una bandera de fondo y utilizando en todo momento una lengua concreta. Más tarde, quien comparecía frente a la opinión pública era el presidente Puigdemont”.

Carod Rovira continúa su relato desgranando otros elementos que en su opinión subrayan la independencia de facto de las autoridades catalanas: el recibimiento de Romeva a los titulares de Exteriores de Alemania y Francia, la visita de la alcaldesa de París a la delegación de Cataluña en la capital francesa… El dirigente nacionalista llega incluso a referirse “al comportamiento tan diferente de dos sociedades y de dos sistemas de comunicación”. En ese sentido, asegura que mientras que el tratamiento informativo de los medios extranjeros fue “acertadísimo”, el de “la prensa española de España y Cataluña fue “miserable” y “preocupado sólo por la carnaza del morbo y la audiencia”.

El jefe de prensa de Puigdemont presume de diplomacia

Sin embargo, el ex vicepresidente de la Generalitat no ha sido el único que ha utilizado los atentados para subrayar la independencia el gobierno de la Generalitat. Mientras que el presidente regional Carles Puigdemont ha evitado mezclar los ataques con la hoja de ruta soberanista, su jefe de prensa, Pere Martí, sí acudió a Twitter para trasladar su particular mensaje. Fue después de que Raúl Romeva, proclamado responsable de Exteriores por la Generalitat, recibiese a los ministros de Alemania y Francia, Sigmar Gabriel y Jean-Yves Le Drian.

“Recordáis que decían que no tendríamos relaciones internacionales, que no nos recibiría nadie. Cierto, el conseller Raül Romeva los recibe en su despacho”, escribió Martí en su perfil en la red social. Las críticas llegaron a tal punto que el responsable de prensa del presidente catalán acabó por borrar el tweet y, posteriormente, borró directamente su perfil completo.

Parecida actitud ha mantenido durante las últimas horas el eurodiputado del PDeCAT Ramón Tremosa, que en la mañana del domingo compartió en Twitter un artículo publicado en el diario ARA, titulado ‘Dos países, dos realidades’, y del que destacaba la siguiente frase: “Cataluña sola se ha enfrentado a sus enemigos y los ha derrotado con eficacia. En la práctica, los catalanes han visto que ya tienen un Estado”.