«Al Andalus volverá a ser lo que fue, tierra de califato». El nuevo vídeo de Daesh, en el que celebra los atentados terroristas cometidos la semana pasada en Cataluña, representa una clara amenaza para España. Para ello, la organización terrorista no sólo utiliza, por primera vez en un vídeo oficial, el idioma castellano, sino que se vale de un joven nacido en España: Muhammad Yasin Ahram Pérez, «El Cordobés».

Sus orígenes se sitúan en Pedro Abad, un pueblo cordobés de alrededor de 3.000 habitantes del que son oriundos Ramón y Carmen, padres de Tomasa Pérez, más conocida como «La Tomasa». Esta mujer, nacida en Málaga hace ahora 41 años, saltó a la primera línea informativa hace apenas tres años, cuando se supo que había marchado con sus seis hijos a territorio del Estado Islámico, tal y como contó en su momento el diario El Mundo.

La infancia y adolescencia de Tomasa Pérez, transcurridas en Córdoba, presenta pocos elementos noticiosos, más allá de sus buenas calificaciones escolares. Pero su vida dio un giro cuando, con 17 años, conoció a Abdelah Ahram, con quien empezó un romance del que, en 1995 nació su primer hijo, Muhammad Yasin.

Los abuelos de Muhammad Yasin son oriundos del pueblo cordobés de Pedro Abad

Abdelah Ahram es conocido entre los expertos en terrorismo como un fanático, que figura incluso en documentos de Wikileaks, como parte de una célula terrorista que se financiaba con dinero del narco. Actualmente se encuentra en una cárcel en Tetuán, cumpliendo una condena de 10 años.

Abdelah Ahram llegó a España cruzando el Estrecho y, tras pasar una estancia en Valencia -donde estuvo detenido- partió, en 1992, hacia Córdoba, «la tierra de mis antepasados hace 500 años después de haber sido expulsados», según dejó referido en una carta.

Precisamente ahora su hijo retoma las reivindicaciones sobre el origen islámico de Córdoba. «Se trata de un sujeto que maneja un discurso obsesivo respecto a todo el imaginario de Al-Andalus», explica José María Gil, codirector del Observatorio de Seguridad Internacional.

Perfil de Facebook de Muhammed Yasin Ahram Pérez.

Perfil de Facebook de Muhammed Yasin Ahram Pérez.

Gil comenzó a monitorizar la actividad de Muhhamad Yasin hace unos tres años, al poco de su salida de España. Explica que durante este periodo ha jugado el papel de «dinamizador» del mensaje terrorista en redes, valiéndose de su carácter «muy simpático y bien parecido, el prototipo de estas personas».

Lo define como una persona «muy ideologizada, que habla constantemente de golpear a España y desprecia a los musulmanes que viven en nuestro país».

«El Cordobés» (o «El Qurtubi») nació en el Hospital Reina Sofía de Córdoba y pasó los primeros años de su vida en el pueblo familiar, antes de marchar con sus padres y sus hermanos a Algeciras y, poco después a Alcolea, una barriada de Córdoba. Años después, partieron hacia Barcelona, donde residía un hermano de Abdelah Ahram.

Por entonces, «La Tomasa» ya había asumido los protocolos sociales de la mujer islámica. «Él no parecía marroquí y ella, que no lo era, en cambio sí. A Tomasa, el velo le tapaba toda la cabeza», declaró a El Mundo una vecina de la familia en aquella época.

Contacto con el yihadismo

Tras un periplo en Suecia, la familia se instaló entre Marruecos y Ceuta, donde se afianzó la relación de Abdelah Ahram con el yihadismo, hasta que fue detenido en 2009 y condenado a diez años de prisión por «constitución de banda criminal, preparación de atentados terroristas, recaudación de fondos para su utilización en actos de terrorismo, narcotráfico, robo de vehículos y falsificación de documentos». Su mujer, Tomasa, se convertiría en su más firme defensora, negando que existieran pruebas para su condena.

Por entonces, la mujer nacida en Málaga ya había cortado todo contacto con sus padres y había rechazado por completo los preceptos del cristianismo para abrazar el islam: «La mujer occidental es la que ha vivido oprimida y humillada desde los principios de la Historia. Empezando, por acusar a Eva del origen del pecado de la humanidad», afirmaba en una carta citada por El Mundo, en la que añadía que «la sociedad es la que tiene que adaptarse al islam, ya que es una realidad que está ahí, en vez de poner leyes que van en contra de la libertad religiosa

Cinco años después, en diciembre de 2014, «La Tomasa» tomaría la ruta hacia Siria para enrolarse en las filas del Estado Islámico. Junto a ella viajaban cinco de sus hijos. Entre ellos no se encontraba Muhammad Yasin, que ya había dado el paso con anterioridad.

Desde entonces, las Fuerzas y Cuerpos de Seeguridad del Estado han registrado numerosas peticiones de control de este individuo, que ha utilizado cerca de una decena de identidades diferentes para moverse, según fuentes consultadas por Europa Press.

Tomasa partió con cinco de sus hijos hacia Siria en diciembre de 2014

Ahora, Muhammad Yasin, el joven que dio sus primeros pasos en el pueblo cordobés de Pedro Abad, amenaza a todos los que un día fueron sus compatriotas. «Españoles, os olvidáis de la sangre derramada de los musulmanes en la Inquisición española. Vengaremos vuestra matanza», asegura en el vídeo.

Para Gil, su presencia en el vídeo no implica que «El Cordobés» goce de una posición relevante dentro del Estado Islámico. «Se trata de un acto de comunicación del grupo terrorista, con el que dice: aquí tenéis a un español reivindicando el atentado de Cataluña».

El experto en terrorismo y seguridad, que advertía hace menos de dos semanas en este medio de que España corría un riesgo elevado de sufrir un atentado, no duda en afirmar que el hijo mayor de «La Tomasa» y su mensaje suponen una amenaza para España.

«España tiene un papel simbólico en la estrategia de Daesh, lanza un mensaje dentro de la propia organización. La Recuperación de Al Andalus juega un papel de estimulación en los procesos de captación», explica.