Los Mossos d’Esquadra han confirmado la identidad del segundo fallecido en la explosión de la casa de Alcanar en la que la célula de Ripoll preparaba los atentados con bomba en Barcelona. Se trata de Youssef Aalla, hermano de otros dos integrantes del grupo terrorista, según acredita la investigación una vez concluido el proceso legal de identificación de los restos encontrados tras la explosión. Era el último integrante de la célula que los Mossos tenían identificado pero no había sido localizado oficialmente.

La conclusión del proceso de identificación confirma que Youssef Aalla era el segundo terrorista muerto en la explosión de la casa de Alcanar en la que perdió la vida también el líder del grupo, el imán de Ripoll (Girona), Abdelbaki Es Satty, y resultó herido Mohamed Houli Chemlal, que quedó detenido y ha sido enviado a prisión por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu. Los tres participaban en la elaboración de explosivos con los que el grupo liderado por Es Satty pretendía provocar el mayor atentado yihadista de Europa, probablemente contra la Sagrada Familia de Barcelona.

Mohamed Houili, único superviviente de esa explosión, ha explicado en sus declaraciones ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu que preparaban un atentado de gran envergadura con los 500 litros de acetona y las más de cien bombonas de butano acumuladas en la casa. De hecho, ha reconocido que estaban esperando a que el explosivo casero que habían fabricado «se secara» cuando se produjo la explosión que truncó sus planes y acabó con la vida de Es Satty y Youssef Aalla.

Youssef Aalla es hermano de Said Aalla, uno de los terroristas que participó en el atentado de Cambrils (Tarragona) el 18 de agosto en el que murió una mujer. Said Aalla y los otros cuatro integrantes del grupo fueron abatidos por los Mossos tras saltarse un control de la policía autonómica.

También es hermano de Mohamed Aalla, detenido por los Mossos y que era el dueño del Audi A3 con el que los terroristas atentaron en el paseo Marítimo de Cambrils y con el que Younes Abouyaakoub, el autor material del atropello masivo en La Rambla de Barcelona, se desplazó a París cinco días antes de los atentados junto a otros integrantes de la célula terrorista.

Mohamed Aalla ha sido puesto en libertad provisional por la Audiencia Nacional porque los indicios que pesan sobre él sobre su presunta colaboración con la célula yihadista «no son lo suficientemente sólidos».
Mohamed Aalla regresó este miércoles a Ripoll en taxi desde Madrid, y su padre, Brahim Aalla, explicó que su hijo «no ha hecho nada» y que, mientras ocurrían los atentados, estaba con su mujer en la playa en Roses (Girona).